HALLE (ALEMANIA).- El suizo Roger Federer buscará desde este martes su noveno título en el césped del torneo de tenis de Halle, a dos semanas del arranque de Wimbledon, su gran objetivo de la temporada.

Federer, número cinco del mundo, llega con plena confianza tras saltarse la gira de arcilla y pese a la reciente derrota en la segunda ronda de Stuttgart ante Tommy Haas. En Halle, el suizo debutará ante el taiwanés Yen-Hsun Lu.

"Habría podido hacerlo mejor en Stuttgart, pero insisto en que tuve match point", dijo Federer. "Tampoco fue que perdí 6-2 y 6-2 y todo fue terrible".

Ante Haas, Federer cayó en su primer partido desde que el 2 abril alzara el título en Miami.

El suizo, campeón este año en Australia e Indian Wells además de Miami, decidió entonces saltarse los torneos de polvo de ladrillo para centrarse en el césped y en Wimbledon, donde buscará un inédito octavo título.

"Un regreso nunca es sencillo, especialmente en césped donde los márgenes son muy estrechos. Es un servicio o un passing o una devolución lo que determina el resultado del partido".

"Por eso perdí con Tommy, incluso si sentí que debí haber encontrado una manera de ganar habiendo estado un set y un break arriba".

El campeón de 18 Grand Slam dijo que saltarse la gira de arcilla le sirvió como una sólida estrategia para encarar los torneos sobre césped, y expresó que no se arrepintió de su decisión, que le hizo perderse el torneo de Roland Garros.

"Considerando lo bien que me sentí al ir a París, fue sorprendentemente sencillo tomar la decisión y después de haberla tomado nunca me lamenté al verlo (Roland Garros) o seguir los resultados. Nunca pensé, 'Si solo fuera parte del torneo'", manifestó.

"Estaba expectante por la gira de hierba y disfruté mucho el tiempo con mi familia y amigos en casa. Fue una decisión tomada en un par de días", añadió el suizo sobre la determinación.

"Solo sentí que no iba a estar cómodo jugando en París. No quería comprometer el objetivo de la gira sobre de hierba, Wimbledon, el Abierto de Estados Unidos y más allá" "Solo sentí que no iba a estar cómodo jugando en París. No quería comprometer el objetivo de la gira sobre de hierba, Wimbledon, el Abierto de Estados Unidos y más allá", admitió.

"No es una tendencia que quiera seguir en el futuro, fue solo una decisión excepcional", apuntó el jugador de 35 años, que en Halle se siente como en casa.

"La historia que tengo aquí, tras venir y haber jugado bien tan seguido, definitamente debe ayudarme a jugar buen tenis esta semana", dijo. "Me encanta jugar aquí, creo que puedo venir con buena confianza".

"Es importante para mí venir y asegurarme de ganar mi partido de primera ronda y seguir adelante. Quiero tomar las decisiones adecuadas en la pista", expresó.

En la jornada de este lunes, el austríaco Dominic Thiem venció 7-5 y 6-3 en su estreno al alemán Maximilian Marterer.

Hicieron lo propio los también locales Dustin Brown, que superó 6-1, 6-7 (3-7) y 7-6 (7-4) al canadiense Vasek Pospisil, y Philipp Kohlschreiber, que dejó en el camino al portugués Joao Sousa con parciales de 3-6, 6-4 y 6-4.

Richard Gasquet, por su parte, derrotó a su compatriota Gael Monfils 3-6, 6-4 y 6-3. Entretanto, el el ruso Andrey Rublev venció 6-7 (1-7), 7-5 y 6-4 al español Albert Ramos.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario