LONDRES.- El atleta Wayde van Niekerk buscará firmar el doblete de los 200 y los 400 metros en los Mundiales de atletismo, que arrancan este viernes en Londres, para confirmarse como el heredero de estrellas como Usain Bolt o Mo Farah, que se retiran esta temporada.

El sudafricano, de 25 años, batió en los Juegos Olímpicos de Río el récord mundial en los 400 metros, hasta ese momento en poder de Michael Johnson, con un registro de de 43,03 segundos.

Ahora quiere sumar a su palmarés los 200 para emular al estadounidense, que logró el doblete en los Mundiales de 1995 y un año más tarde en Atlanta.

Tanto Johnson como Bolt ven a Van Niekerk como la futura nueva cara de este deporte.

"Es un gran honor aprender y codearme con Usain (Bolt). Tuve la oportunidad de construir una pequeña relación", afirmó el sudafricano. "Me emociona pero a la vez sé que es una gran responsabilidad", añadió.

En los 200 metros, Van Niekerk no tendrá que competir con Bolt, que se concentrará exclusivamente en la distancia reina de los 100.

"Estoy en mi mejor forma y puedo hacer grandes cosas. Tengo que ir ronda a ronda, paso a paso", expresó el joven corredor.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario