HOUSTON.- El bateo oportuno y productivo de los Dodgers de Los Ángeles les permitió seguir por el camino del triunfo y ponerse a una victoria (2-0) de alcanzar la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Mientras que los Nacionales de Washington vinieron de atrás para ganar el partido que les dio el empate (1-1) después que se completase la segunda jornada de las series divisionales del Viejo Circuito.

El jardinero cubano Yasiel Puig se convirtió en el bate clave al remolcar dos carreras y pegar tres imparables, y el receptor Austin Barnes coronó racimo de cuatro y los Dodgers derrotaron 8-5 a los Diamondbacks de Arizona en el segundo juego de la Serie de División de la Liga Nacional.

Embed

Con su triunfo, el número 104 en el campeonato, los Dodgers ponen números de 2-0 en la serie de División que se juega al mejor de cinco, por lo que quedan a solo una victoria para pasar al campeonato de liga.

La eficiencia del bate de Puig fue clave en el triunfo de la novena de Los Ángeles.

El cubano pegó casi perfecto al conectar tres veces en cuatro viajes que hizo a la caja de bateo, y remolcó dos de las ocho anotaciones de los Dodgers.

En el segundo episodio Puig conectó rodado a la tercera y remolcó la carrera del guardabosques puertorriqueño Enrique Hernández.

El cubano conectó sencillo entre los jardines izquierdo y central en el quinto episodio y mandó a Barnes a pisar la registradora y terminó con ,556 de promedio de bateo en lo que va de los partidos de fase final.

En esa misma entrada Barnes conectó doble al jardín izquierdo para remolcar dos anotaciones de las cuatro que los Dodgers consiguieron en ese episodio, que les ayudó a tomar la ventaja definitiva. Barnes terminó con dos carreras remolcadas.

Desde el montículo, la victoria se la acreditó el relevo japonés Kenta Maeda (1-0), que trabajo un episodio, ponchando a dos bateadores. Maeda fue el quinto de siete lanzadores que los Dodgers utilizaron durante el partido.

Los Diamondbacks también tuvieron su bateo explosivo, con el del primera base Paul Goldschmidt (1), que aportó cuadrangular en el primer episodio, llevando a un corredor en los senderos.

Para no quedarse atrás, el bateador emergente Brandon Drury (1) también sacó la pelota del campo en el séptimo episodio, cuando había dos hombres en circulación.

La derrota la cargó el abridor Robbie Ray (0-1) en cuatro episodios y un tercio al aceptar cuatro imparables y cuatro carreras.

El tercer juego de la serie se llevará a cabo el lunes en el Chase Field, de los Diamondbacks, que subirán a la lomita al abridor Zack Greinke, y los Dodgers tendrán en el montículo al japonés Yu Darvish.

Las cosas lucían sombrías para el jardinero Bryce Harper, el primera base Ryan Zimmerman y el resto de los Nacionales después que habían registrado una sola carrera y cuatro imparables en los primeros 16 episodios de su serie divisional ante los Cachorros de Chicago.

La situación estaba lejos de ser ideal, lo mismo que el ambiente. Sin embargo, el poder de bateo iba a cambiar las cosas de manera radical.

Harper empató la pizarra con un cañonazo de dos carreras en el octavo episodio y Zimmerman añadió otro batazo de tres anotaciones que apenas burló el muro poco después al guiar a los Nacionales a una remontada en la victoria de 6-3 sobre los Cachorros con la que Washington igualó 1-1 su serie divisional.

Embed

Los Nacionales estaban en serio peligro de colocarse en desventaja de 2-0 en la serie ante los campeones defensores de Grandes Ligas, al llegar a la octava entrada con un marcador de 3-1 en contra y luego de haber sido blanqueados 3-0 en el primer encuentro.

Pero Washington despertó con cinco carreras y cuatro imparables en un ataque encabezado por Harper, el Jugador Más Valioso (MVP) de la Nacional de 2015 -y que apenas recientemente regresó tras una lesión de rodilla izquierda que lo dejó fuera por 42 partidos-, y Zimmerman, por mucho tiempo el rostro de la franquicia.

El veterano manejador de los Nacionales, Dustin Baker, reconoció que siempre confió en lo que su equipo podía hacer a pesar de las desventaja en al marcador.

Y así fue, su equipo impuso récords de la franquicia en carreras y cuadrangulares esta temporada, y los Nacionales fueron el único club en las mayores con cuatro jugadores -entre ellos Harper y Zimmerman- que alcanzaron 20 cuadrangulares y 85 carreras remolcadas.

La serie se traslada ahora al Wrigley Field para el tercer juego el lunes.

Los Cachorros contarán con el colombiano José Quintana en el montículo, y los Nacionales asignarán la labor a Max Scherzer, dos veces ganador del Premio Cy Young y que fue relegado en la rotación debido a una lesión de tendón de la corva derecha.

Sí, esta serie de pronto se ha tornado en un concurso, justo a tiempo para Washington, que se ha adjudicado cuatro títulos divisionales en los últimos seis años, pero nunca ha ganado una serie de playoffs.

Jon Lester contuvo a Washington en una sola carrera y dos imparables durante seis episodios, pero el piloto de los Cachorros, Joe Maddon, acudió a su bullpen y todo cambió.

El mexicano Óliver Pérez (1-0) se apuntó el triunfo por Washington al sacar sin problemas los dos últimos "outs" del octavo episodio.

Mientras que el cerrador derecho Sean Doolitle, el sexto lanzador que utilizaron los Nacionales, trabajó el noveno con un hit permitido y un ponche que le permitieron asegurar la victoria y conseguir el primer rescate en la serie.

La derrota fue para el relevista Carl Edwards Júnio que trabajó un tercio de entrada y fue castigado con dos imparables, tres carreras limpias, dio una base por bolas y sacó un ponche.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas