Por Roberta Stabile

De esta forma, es preciso que se pueda poner en orden las finanzas de la familia de modo tal, que pueda existir una preparación de cara al nuevo miembro que va a requerir de atención médica, estudios o simplemente proteger algún escenario de emergencia.

Lo primero: todo lo concerniente al tema médico. En el país hay muy pocos servicios sanitarios de forma gratuita. Por lo tanto es fundamental la contratación de un seguro que pueda cubrir tanto a la madre como al bebé para aligerar los gastos. Es una tarea que va a requerir de tiempo para verificar los más aptos.

Otro elemento importante, que siempre aconsejamos en todas las entregas, es el ahorro. Generalmente, los padres o la madre antes de comenzar a ampliar la familia no tienen este concepto tan arraigado. Pero cuando se está en este contexto, el ahorro es fundamental, recuerde que viene en camino otra persona que va a requerir de atención y cuidados.

Otra arista del ahorro es conocer la importancia de hacerlo para varios temas. Por ejemplo, es importante considerar que el futuro hijo pueda tener una emergencia y hay que tener dinero para responder. Recuerda que para no hacer tan tedioso el tema de crear varios fondos de ahorro, es que programes de forma automática unos desvíos de dinero a las cuentas que vas a destinar para poner el dinero.

Finalmente, como padres precavidos valen por mil, no está de más preparar un fondo de prudencias para los estudios del hijo.

Mientras más temprano se comience a guardar dinero, en una cuenta que pueda generar el máximo de productividad, mayor va a ser la sensación de tener el futuro blindado de tu familia y eso se va a traducir en estabilidad y menos dolores de cabeza.

Para saber más visita Negocia en Miami.

Deja tu comentario: