La razón de esa fortaleza de BLU y el segundo puesto alejado de Apple es muy clara. BLU apuesta por terminales con un buen precio, siendo sus mejores aliados Amazon y BestBuy, mientras que Apple sigue teniendo mucha más fuerza en los operadores, a los que siguen recurriendo muchos usuarios para acceder más fácilmente a un iPhone.

Cada vez hay más usuarios de smartphone. Y aunque existe peligro de saturación, las ventas de este tipo de teléfono móvil continúan siendo altas. Según Strategy Analytics, los envíos crecieron un 5,5% durante el segundo trimestre del año hasta los 360,4 millones de unidades.

Según los resultados preliminares de IDC, sólo fueron 341,6 millones de unidades. Por eso IDC no habla de crecimiento, sino de un ligero descenso del 0,8% respecto al primer trimestre de 2017 y del 1,3% en comparación con el segundo trimestre de 2016. Habría una razón para ello: la expectativa que existe ante los próximos lanzamientos de teléfonos estrella como el Galaxy Note 8 de Samsung o los iPhone de Apple.

En este sentido, no habrá mucho tiempo para preocuparse. IDC cree que 2017 será un año para la recuperación y que aún nos esperan dos trimestres de subidas interanuales. A pesar de que ya se han producido “algunos lanzamientos clave en el segundo trimestre”, evalúa Anthony Scarsella, director de investigación de Worldwide Quarterly Mobile Phone Tracker en IDC, quien afirma que “todos los ojos estarán en los productos insignia de gama ultra alta que está previsto que lleguen este otoño. Con dispositivos como iPhone 8, Pixel 2, Note 8 y V30 en preparación”.

“La competencia será feroz en septiembre. Todas las marcas importantes acabarán promoviendo sus últimos y más grandes productos insignia con diversos acuerdos, paquetes y ofertas de intercambio a través de una variedad de canales en la mayoría de los mercados clave”.

Deja tu comentario: