Nos enseñan muchas cosas en la escuela, el currículo escolar está lleno de matemáticas, lenguaje e historia. Pero es un debate común el hecho de la falta de educación en finanzas prácticas. ¿Te enseñaron en el colegio cómo abrir una cuenta en un banco? ¿Te enseñaron cómo llenar las planillas de retiro? ¿Te enseñaron la importancia del ahorro?

Algunas personas, con mucha suerte, tienen padres que se encargaron de su educación financiera desde que eran muy pequeños, yo soy un ejemplo. Mis padres al ser muy jóvenes cuando yo nací, la organización de las finanzas era esencial. Mi papa me decía, aquí tienes tu mesada ¿Por qué no ahorras algo de ella en vez de gastarla toda? Y así, poco a poco, fui aprendiendo el valor del dinero y el impacto de la gratificación cuando se es paciente.

Por esta falta de interés en el tema es que encontramos estadísticas de este tipo en Estados Unidos:

  • Solo el 59% de los adultos jóvenes – entre 18 y 29 años – paga sus cuentas a tiempo cada mes.
  • Solo el 50% de aquellos que vigilan de cerca sus finanzas dicen que aprendieron acerca de finanzas personales de sus padres.
  • Solo el 34% puede equilibrar una chequera
  • Las quiebras financieras en jóvenes de 18-24 años se incrementaron en 96% en 10 años.
  • Cerca del 70% de los universitarios dicen que sus padres son la principal fuente de información, pero menos de la mitad de ellos dice que sus padres hacen un esfuerzo consciente para educarlos financieramente.

Si eres un padre y estás leyendo esto, quizás puedas ahora entender la importancia de una rica educación financiera desde las primeras etapas de la vida de tus hijos, ahora que entendemos cuál es el problema y por qué se origina, debemos conocer el cómo solucionarlo, aquí enumero algunas ideas:

  • TU ERES EL EJEMPLO: Para poder enseñarle a tus hijos una buena educación financiera, ¡primero debes llevarla tú! Los niños absorben ejemplos de sus padres como una pequeña esponja, así que enséñales de qué manera ahorras y cuéntales cómo logras comprar las cosas para las que has ahorrado bastante.
  • DALES UNA HERRAMIENTA: Muchos bancos tienen disponibilidad de cuentas infantiles ¡incentívalos decidiendo que se va a comprar con el dinero ahorrado! Por ejemplo Scotia Bank posee unas cuentas llamadas Scotia Kids, estúdialas.
  • MOTIVALOS: Compra una alcancía y pon en papel lo que tu hijo debe ahorrar para conseguir algo que él desea, deben ser recompensas a corto plazo para que no pierda el interés. Este tipo de relación esfuerzo-recompensa hace que el niño aprenda muy rápido.

Existen una gran cantidad de juegos y libros que ayudan a los niños a aprender cuestiones financieras de una manera muy agradable. Les recomiendo “Saltarín y las Cuatro palabras clave para un familia unida” publicado por Santillana. Fue escrito justo para ensenarle a los niños desde chiquitos el valor del dinero, échale un ojo a las primeras páginas aquí .

Si quieres tener acceso a estos y muchos otros trucos financieros suscríbete al Instituto de la familia y el dinero aquí, además puedes seguirme en Facebook y en Twitter, ¡nos vemos allá!

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas