Los préstamos son excelentes opciones cuando quieres desarrollar un proyecto mayor, como comprar o construir una casa o comprar un automóvil. Saber manejar las opciones de crédito y elegir el préstamo que mejor se adapte a la capacidad de pago del prestatario y sus necesidades es la mejor manera de garantizar no terminar con una gran deuda.

Existen diferentes tipos de préstamos. Los intereses, condiciones y montos varían de institución a institución. Las principales características que deberás tomar en cuenta antes de solicitar un préstamo son las siguientes:

El tipo de préstamo

De acuerdo con las necesidades que tenga la persona interesada en el préstamo y el destino del monto adquirido, existen diversas opciones. Aquí voy a desarrollar las más comunes:

Los préstamos personales: son de libre disponibilidad; es decir quien solicita la financiación puede utilizar el dinero para hacer lo que necesite –comprar, regalar-. Este tipo de préstamo no cuenta con una garantía y por eso los intereses pueden ser mayores.

Los préstamos hipotecarios: están destinados a comprar una propiedad. La propia vivienda quedará en garantía hasta que se pague el préstamo. En caso de quien reciba el dinero no pueda pagar el crédito la casa se puede ejecutar. Por eso es necesario analizar bien las opciones antes de elegir un préstamo hipotecario. Y mejor, elegir uno que se pueda pagar en el plazo más corto posible. Es importante saber que las fluctuaciones del mercado pueden generar una deuda en intereses que a veces no se pueden cubrir con el costo de la propiedad.

Los préstamos vehiculares: diseñados para comprar un vehículo, nuevo o usado. Usualmente solicitan un porcentaje del valor del vehículo como entrada y posteriormente se pagan mensualidades. El interesado en comprar un auto deberá buscar créditos con tasa fija: así se garantiza que los pagos mensuales sean siempre de la misma cantidad.

Los préstamos empresariales: se usan para desarrollar un proyecto, como capital de trabajo. Existen préstamos especializados para PYMES que ofrecen una tasa de interés muy baja y son muy convenientes para abrir o hacer crecer un negocio.

TEA

Es el nombre que tiene la tasa a pagar por un préstamo. Quien necesite un préstamo tiene que poner atención a la información relacionada con la TEA para elegir el producto que se adapte mejor a su presupuesto.

Costos

Otro punto importante a considerar son los costos administrativos y de mantenimiento que tiene cada tipo de préstamo. La diferencia en costos puede ser considerable entre una institución financiera y otra, así que solicitar la información relacionada con el costo debe ser una prioridad antes de seleccionar un préstamo.

Seguros

En la mayoría de los casos, el banco requerirá pagar un seguro en caso de invalidez o muerte, para garantizar a la institución financiera que el préstamo le sea devuelto. Parte del costo del préstamo está compuesto por el pago del seguro, y es muy importante conocer las condiciones del mismo para poder usarlo en caso necesario.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas