Emprender en el mundo del seguro, un gran acierto
Mariela Valdivia ve en el mundo de las pólizas una oportunidad de hacer una gran carrera

La industria del seguro de la Florida emplea a más de 200.000 personas y mueve alrededor de 22.700 millones de dólares anuales, según el Insurance Information Institute. Mariela Valdivia, nuestra entrevistada de hoy, que ha decidido emprender como asesora de seguro de salud y vida, cuenta a DIARIO LAS AMERICAS sobre su extraordinaria experiencia

¿Qué es una asesora de seguro de salud y vida?

Un asesor de seguro brinda la protección que necesitan las personas y la oportunidad de conocer los diferentes productos que existen en el mercado de seguro. No todos los clientes tienen las mismas necesidades, por eso no se trata de presionar a nadie para que compre una póliza, porque nadie mejor que el propio cliente está más interesado en proteger a su familia. Y lo mejor de este trabajo, es que es muy gratificante, enrolas a muchas personas en seguros de vida y planes de retiros libres de impuestos que le traen grandes beneficios para sus vidas.

¿Desde cuándo te dedicas a este actividad?

Llegué a Miami hace dos años, y conocí a gente vinculada al mundo del seguro. Comprendí que brindaban un importante servicio a las personas, incluso aquellas que estaban indocumentadas, aquellas que no pueden obtener seguros médicos regulares, y les ofrecen soluciones alternativas. Me empezó a gustar este universo, es un trabajo muy lindo y, nunca mejor dicho, seguro. Así comencé a emprender.

¿Cuál fue la principal motivación?

Me llamaba mucho la atención ser dueña de mi propio tiempo, ser incluso mi propia jefa. El hecho de crearme un negocio con el potencial de crear empleo me liberaba de ser empleada de otro. Aunque no tengo nada en contra de ser empleada de otras personas, considero que es mucho mejor ser tu propio jefe si en ti vive ese germen emprendedor.

Así me decidí, obtuve las licencias de seguros de vida y de salud y poco a poco comencé a tener clientes. Tocando muchas puerta y realizando muchas y muchas llamadas. No existe una formula mágica para esto. Hay que trabajar muy duro y te tienen que gustar mucho las personas. Esa es la llave que te abre todas las puertas.

Descríbeme a grandes rasgos el mercado del seguro latino de la Florida

El cliente americano tiene mayor concepción de lo que es estar asegurado en cambio, los latinos, no sé si es que nos viene por las venas o está en nuestra idiosincrasia, estamos pensando generalmente en el día a día y no tenemos por lo general mucha cultura del seguro. Por ejemplo, el cambio de ley del presidente Obama obligó a muchas personas a asegurarse. Eso hizo que muchas personas valoraran la opción de tener un seguro médico. Pero otros, quedaron para siempre sin asegurarse, a pesar de la penalización. A estas últimas me cuesta mucho llegarles al corazón porque lo tienen poco asumido la necesidad de estar asegurados y por lo general son latinos. Sobre todo cuando se trata del seguro de vida.

El seguro de salud, las personas tienen un poco más asumido, al igual que el seguro de autos, que es obligatorio. Lo que pasa con el seguro de vida es que a muchas personas les lleva a pensar en que si lo hacen es porque van a morir o porque les queda muy poco de vida. Y obviamente, todos nos vamos a morir, hablemos de seguro o no, nos aseguremos o no. Lo que pasa es que el estar asegurado tiene mejores consecuencias para las personas que nos sobreviven que si uno no lo está.

También lo que pasa es que antiguamente el seguro de vida solo se podía cobrar cuando uno fallecía. Y, en este momento, el seguro de vida paga beneficios en vida. O sea, que no hay que fallecer para adquirir lo beneficios. Se puede cobrar en caso de enfermedades crónicas, enfermedades graves y terminales. Pero, además, puede crear una cuenta libre de impuesto pensando en el retiro y a los 65 años o quizá antes viajar a Paris de vacaciones, como siempre soñó, o regalar una casa a sus nietos, o pagar la universidad de sus hijos.

¿Cómo llegas a tus clientes?

Les llegamos a través de las redes sociales, de la televisión, la radio y en general de los medios de comunicación social. Y lo primero que tenemos en cuanta a la hora de abordarles es la pregunta: ¿Tú quieres proteger tu vida? ¿Tú quieres proteger la vida de tu familia? Entonces, escúchame.

¿Cómo convencer a una persona joven y soltera para que se haga un seguro de vida?

Yo no trato de convencer a nadie, la persona es la que me dice: yo no tengo familia, pero quiero pensar en mi futuro. Por ejemplo, si ha venido de Cuba con la misión de traer a toda su familia o apoyarles económicamente, y le pasa algo aquí o no quiere que su familia quede descubierta allá en Cuba, entonces se le asegura. Y la familia, en caso de fallecimiento, puede recuperar el beneficio, estando en Cuba o en cualquier parte del mundo.

Si la familia está en Cuba, puede venir un familiar y recibir los beneficios del fallecido o un albacea, designado por el asegurado, puede ser la persona encargada de cumplir su voluntad. Existen diferentes mecanismos para que el beneficiado pueda recibir el dinero de una póliza.

¿Cuál es tu sueño?

Sueño con disponer de más tiempo para hacer más cosas. Mientras más tiempo tengo, más ganas de emprender nuevas actividades. Los seguros pueden abarcar muchos campos, la salud, el seguro de vida, los planes de descuento, los planes prepago.

También necesito tiempo para colaborar con diferentes medios porque soy periodista y me gusta también esa función.

Me veo en el futuro generando empleo, no sé si teniendo una oficina, no sé si teniendo un empresa bien grande. Me veo asegurando a muchas más personas que hoy además de perder a sus seres queridos, han tenido que afrontar la pérdida de sus ingresos.

Me veo como esa asesora que puede llegar a casa de sus clientes y compartir con ellos, conocer sobre sus vidas y pasar ese rato tan agradable que tanto me motiva.

marielvaldivia6@gamil.com

Web: seguros-de-salud-y-vida.com