Fidget spinner, el juguete de moda que arrasa en las tiendas
Surgió como juguete terapéutico y se ha convertido en el furor de los niños de todo el mundo, su inventora no se gana ni un dólar con sus espectaculares ventas

Una simple pieza giratoria que impulsada con un dedo da vueltas y vueltas se convierte en el juguete más deseado por los niños en muchas partes del mundo. El llaman Fidget Spinner, es la delicia de los fabricantes y comerciantes quienes, ni cortos ni perezosos, aprovechan el tirón para hacer su agosto.

Al parecer, la simpleza de su mecanismo, el precio y la promoción que han tenido en las redes sociales (por los youtubers e influencers) ha sido la mezcla perfecta para que tanta gente se enganche a este entretenimiento. El secreto es que no tiene ningún secreto, todo el mundo es capaz de hacerlo girar una y otra vez.

La imaginación de los fabricantes no se ha hecho esperar inundan las tiendas con fidget spinners de todos los colores, de metal, de plástico, de tres puntas, redondos, o triangulares. Unos son del Capitán América, otros son de Pokemon, o Batman; hay incluso quienes se han lanzado a fabricar fidget spinner exclusivos para celebridades, de oro y piedras preciosas.

“Yo creo que los padres se lo compran a los niños para que se estén quietos. Porque al tenerlos en la mano no están tocando otras cosas”, explica a DIARIO LAS AMERICAS María Acosta dependienta de una tienda la avenida Collins en Miami. “Se están vendiendo muchísimo desde las pasadas navidades. Y los niños no te llevan uno, quieren varios, tal vez por los colores y las luces que tienen. De verdad que entiendo por qué tiene tanto éxito este juguete”, dijo la vendedora mostrando su sorpresa.

La Kim Kardashian sacó su propio spinner para promocionar su aplicación para celulares de Emoji llamada KIMOJI. Los fidget spinners de la Kim tienen luces de colores que cambian cuando giran. En Youtube ser pueden ver los videos de la Socialité pasándose el juguetito por los dedos.

Ronaldinho Gaucho, el astro brasileño de futbol, no ha podido abstraerse de esta moda y ha lanzado su propia marca de juguetes giratorios, Ronaldiho Spinner que comercializan a 11.99 dólares. La mejor noticia es que toda la recaudación por las ventas del juguete con la firma de futbolista van a parar a organizaciones brasileñas de ayuda a la infancia.

El spinner fue creado por la inventora norteamericana Catherine Hettinger quien lo patentó hace unos veinte años como juguete terapéutico para niños con déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Catherine, mientras tuvo la patente activa, apenas vendió unos 2.000 spinners en ferias de juguetes y su invento fue rechazado por varios fabricantes.

En 2005 su situación financiera no le permitió seguir renovando la patente del artilugio para lo cual debía pagar 400 dólares anuales. Diez años después fidget spinner es el juguete más vendido mundialmente y ella no cobra ni un centavo por ello.