Ford F-150: El vehículo de mayor venta en los Estados Unidos
El fabricante estadounidense saca el mercado un renovado y musculoso pick-up con potentes motorizaciones de hasta 395 caballos de fuerza

El año pasado se vendieron en este país más de 850 mil unidades del camión ligero tipo pick-up más popular de los Estados Unidos, el Ford F-150, un vehículo con más de 100 años de herencia. Y este año las cifras siguen en ascenso, porque en lo que va corrido del 2017 se han vendido más de medio millón de pick-ups F-150, esto es más de 190 mil unidades por encima de su competidor más cercano, el Chevrolet Silverado. Hace menos de tres años fue sometido a una renovación completa. Buena parte de su estructura y de su carrocería pasó del acero al aluminio, logrando de esta forma una reducción de peso de cerca de 700 libras.

Para el modelo 2018, Ford ha refrescado significativamente el F-150, a decir de ellos, teniendo en cuenta cuatro factores fundamentales: el profundo conocimiento que ha adquirido el fabricante acerca de quiénes son los compradores de su pick-up de tamaño completo, un proceso de constante innovación en todos sus productos, la fortaleza característica del popular camión ligero y la amplia oferta de opciones de trenes motrices y versiones del F-150.

Ford considera que los compradores habituales del F-150 son personas que por sus esfuerzos y calidades humanas se han convertido en verdaderos pilares de la comunidad, gente que disfruta sirviendo a sus semejantes y que se proponen dejar un legado, son motores reales de progreso y aunque trabajan muy duro, también tienen claro que el tiempo libre debe disfrutarse con altura. La innovación mueve literalmente a Ford y el F-150 del 2018, que llega más fuerte y más sólido que los modelos que reemplaza, no es para nada una excepción. Se ha incrementado notablemente la presencia del aluminio, que ofrece niveles de resistencia iguales y a veces superiores a los del acero, pero que siendo considerablemente más liviano, contribuye sustancialmente a un consumo de combustible mucho más eficiente.

Para el año 2018 el Ford F-150 trae cuatro opciones de motorización, tres V6, una con aspiración atmosférica de 3.3 litros, con 290 caballos de potencia; y dos EcoBoost, de 2.7 y 3.5 litros, con 325 y 375 caballos respectivamente, y la última, la tradicional V8 de 5.0 litros, que entrega 395 caballos. A excepción del V6 de 3.3 litros, que trae una transmisión automática de 6 velocidades, las demás vienen acopladas a una transmisión, también automática, pero de 10 velocidades, la primera de estas características en un camión ligero del tipo pick-up.

Son seis las versiones que se ofrecen de la nueva Ford F-150 del 2018, XL, XLT, Lariat, King Ranch, Platinum y Limited, todas con tres opciones de cabinas, Regular, SuperCab y SuperCrew, y dos opciones de cama de carga, de 5.5 y de 6.5 pies. Los frenos en todas las versiones son a disco, ventilados y con sistema antibloqueo. La capacidad de carga máxima alcanza las 3,270 libras y el peso máximo de remolque se incrementó para el modelo nuevo y ahora llega hasta las 13,200 libras

A la hora de manejar nos decidimos por la versión King Ranch con motor V8 de 5.0 litros, una pick-up imponente, pero con características propias de un sedán de lujo. Su cabina es silenciosa, su rodaje muy suave y mullido, su potencia abundante y su nivel de lujo y sofisticación sencillamente envidiable, aún por los automóviles más lujosos. La King Ranch, desarrollada pensando en aquellos rancheros prósperos, trae superficies interiores tapizadas suntuosos cueros que evidente guardan ese agradable olor característico. En lo que toca con seguridad se destacan en el nuevo modelo el control de velocidad de crucero adaptable, con alerta de distancia con relación al vehículo que va adelante, y los sistemas de alerta de pre-colisión, con detección de peatones y de monitoreo de puntos ciegos, que ahora tiene en cuenta también la eventual presencia de un remolque.

La Ford F-150 se fabrica en la planta Rouge de Ford en Dearborn, Michigan, estará disponible en el otoño de este año y la versión King Ranch que manejamos, regiamente equipada, tiene un precio de venta al consumidor de $65,675 dólares.