Hyundai reunió la semana pasada en San Diego, California, a la prensa especializada, con el fin de hacer la presentación oficial del nuevo Hyundai Sonata, que la marca coreana considera que es el mejor Sonata jamás fabricado. Este sedán mediano es uno de los más serios competidores de los líderes del segmento, el Honda Accord y el Toyota Camry, pero enfrenta también a su compatriota, el Kia Optima, a otros japoneses como el Nissan Altima y el Mazda 6, y a americanos como el Chevrolet Malibu, el Ford Fusion y el Dodge Dart.

El nuevo Sonata representa la séptima generación de un automóvil que debutó en el año 1989, aunque solo llegó a los Estados Unidos en su segundo ciclo. Se han vendido hasta hoy dos millones 800 mil Sonatas en todo el mundo y aquí en la unión americana este modelo responde por el 31 por ciento del total de las ventas de Hyundai. Desde hace ya dos generaciones se fabrica en la planta de Hyundai en Montgomery, Alabama y aunque el enorme conglomerado coreano es el único fabricante de automóviles del mundo que produce su propio acero, este nuevo Sonata cuenta con una importante cantidad de piezas de aluminio que reducen el peso, sin comprometer la rigidez y la resistencia del vehículo.

El diseño del nuevo Sonata, desarrollado totalmente en el estudio de Hyundai en California, lo diferencia significativamente del modelo anterior, lo hace lucir más grande y voluminoso y le imprime imponencia y respeto a partir de la parrilla delantera en forma de cascada. Hyundai resume el diseño del nuevo Sonata en cinco palabras: preciso, distinguido, expresivo, innovador y emocional. Visto desde atrás evidencia una cajuela de equipaje amplia y de fácil acceso, que se abre además con un botón estratégicamente escondido.

Adentro, sobresale en la consola y el tablero la posición ergonómica de todos los controles e instrumentos, que gracias a sofisticados materiales de acabado que le dan apariencia y textura de alta gama. Viene estándar con interfaz para los sistemas de conexión de Apple CarPlay y Android Auto, además de sistema de carga inalámbrica para teléfonos inteligentes y puerto de carga USB para los pasajeros de atrás.

En materia de motorización, las opciones son tres, ambas de cuatro cilindros. El más popular será sin duda el motor 2.0T, turbocargado, de dos litros, que produce 245 caballos de potencia y 260 libras pie de torsión, acoplado a una transmisión automática de ocho velocidades, la primera con estas características en el segmento de los sedanes medianos. También estará disponible el motor de 1.6 litros y uno más grande de 2.4. El año entrante llegarán las versiones híbrida e híbrida de conectar.

En cuanto a consumo de combustible, el Hyundai Sonata Limited 2.0T que manejamos, arrojó un rendimiento de 23 millas por galón en la ciudad y 32 en la autopista. En materia de calificaciones de seguridad, obtuvo calificaciones sobresalientes en las pruebas oficiales de la Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico por Autopistas, la NHTSA de los Estados Unidos. Cinco estrellas, la calificación máxima, en cinco de las seis pruebas: Calificación General de Seguridad, Choque Frontal del Conductor, Choque Frontal del Pasajero, Choque Lateral Sillas Delanteras, Choque Lateral Sillas Traseras y cuatro estrellas en la prueba de volcaduras.

El precio básico del nuevo Hyundai Sonata 2.0T comienza en los $27,600 dólares, para el modelo Sport. El que manejamos, con una larga lista de aditamentos de lujo, conveniencia y seguridad, llegó a los 33,460. Como todos los productos de Hyundai, viene amparado por una garantía de hasta 10 años o 100,000 millas.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas