Buscar una propiedad en el mercado, para ser comprada, es un reto para cualquiera que reconozca las limitaciones que todo ser humano tiene. En realidad es difícil encontrar, en el tiempo que nos queda libre, la propiedad exacta que se necesita sin contar con la ayuda de un profesional.

Hay quienes, sin embargo, buscan información a través de la red del Internet o salen a la calle en busca de posibilidades a la venta y logran sus objetivos sin enfrentar problema alguno; pero estos “afortunados” representan la excepción de la regla.

La compra de una propiedad va más allá del preciso momento del cierre de un negocio de compra-venta. En la transacción están contenidos elementos legales y financieros que sobrevivirán el cierre de la misma. He ahí la importancia de estar bien asesorado durante todo el proceso.

Muchas son los personas que comprenden que para obtener buenos resultados, al final del proyecto, se necesita desarrollar una estrategia que involucra conocimiento, información, experiencia y compromiso de trabajo a tiempo completo para ser realizada, y deciden utilizar los servicios de un agente de bienes raíces para cumplimentar la tarea de comprar una propiedad.

Aquellos que eligen contar con los servicios de un profesional deben tener siempre presente que su corredor de propiedades inmobiliarias puede ofrecerles cualquier propiedad que esté a la venta en el mercado, con independencia absoluta de la compañía que la esté ofreciendo a la venta, siempre y cuando la misma se encuentre ubicada en el territorio que la licencia que detenta y le autoriza a ejercer como profesional les permite trabajar, que normalmente se extiende por todo el Estado en que se emitió la misma.

En ocasiones, y siempre por desconocimiento de cómo trabaja el sistema entre agentes de bienes raíces, los compradores comprometen el buen desarrollo del trabajo que su agente trata de realizar para ellos, pues hacen contacto con otros agentes y crean conflictos de interés, en ocasiones imposibles de solucionar.

Si es usted, amigo lector, un corredor de propiedades inmobiliarias infórmele, con lujo de detalles, a quien le contrate, cómo debe conducirse con otros corredores de bienes raíces y con los propietarios de inmuebles, para evitar errores que pueden poner en peligro una transacción y la posible pérdida de una propiedad que luego resulte irremplazable.

Si usted decide trabajar con un profesional, pregúntele qué debe y qué no debe hacer para lograr el máximo en su relación de negocios. Una buena comunicación entre la persona que funja como agente y quien le contrate siempre traerá buenos resultados. Recuerde que la lealtad, por regla general, genera buenos resultados.

J. A. “Tony” Ruano es autor del libro “Bienes raíces. Manual práctico de compra, venta y administración.” Tony@ruanobrokers.com

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas