El cambio de habilidades necesarias para tener hoy un empleo moderno puede estar beneficiando a las mujeres en los Estados Unidos, revela un estudio del Centro de Investigaciones Pew con sede en Washington. DC

El análisis señala que las ocupaciones que requieren la combinación de altas habilidades sociales y analíticas, como trabajos gerenciales o docentes, han crecido un 94%, de 39 millones de puestos en 1980 a 76 millones de puestos en 2015

Los empleos demandantes de estas habilidades son mayoritariamente ocupados por mujeres, quienes, si bien representan el 47% de la fuerza laboral total, constituyen la mayoría en los puestos de trabajo donde el perfil social y analítico es más importante. Ellas ocupan el 55% de los empleos que requieren habilidades sociales y el 52% donde son necesarias habilidades analíticas.

Estamos en un momento donde se remodelan los entornos laborales en la medida que la economía se adentra en la era del conocimiento. Estos cambios están afectando a la naturaleza misma de los empleos y a la forma de remunerar las habilidades demandadas en los empleos actuales.

Este cambio de tendencia ha contribuido a reducir la brecha salarial entre los géneros, teniendo en cuenta que la remuneración ha ido aumentando más rápidamente en los empleos que requieren aptitudes sociales y analíticas, donde las mujeres son mayoría.

Al mismo tiempo, esta encuesta, llevada a cabo a mediados de 2016 entre 5,006 adultos norteamericanos –incluyendo 3,096 empleados-, mostró que los hombres están más ocupados en los empleos que demandan destrezas físicas y manuales, donde constituyen el 70% de los trabajadores.

Igualmente, el estudio indica que, mientras que en 1980 los empleos donde se requería la combinación de habilidades sociales, conocimientos analíticos y destrezas técnicas eran apenas 49 millones, actualmente la cifra supera los 90 millones de empleos, es decir, aumentó un 83%. Y añade que los empleos que requieren competencias analíticas, incluido el pensamiento crítico y el manejo de computadoras han aumentado en 30 años un 77% , de 49 millones a 86 millones de empleos.

La economía se ha orientado al sector servicios, basada en el conocimiento. De 1980 a 2015 el crecimiento de empleo en los Estados Unidos fue liderado por los sectores educativos y sanitarios. El empleo en ambos sectores se ha duplicado en ese período de tiempo un 105% y 99% respectivamente, mientras que el empleo total –no agrícola- apenas aumentó en un 30%.

Las ganancias de los trabajadores estadounidenses han aumentado modestamente en las últimas décadas, donde, según el análisis, el salario promedio por horas ajustado a la inflación se incrementó de 19 dólares en 1990 a 22 dólares en 2015, un 16% en 25 años.

El salario promedio por horas de los empleos que requieren habilidades sociales aumentó de 23 dólares en 1990 a 27 dólares en el 2015, mientras que en los empleos donde los trabajadores requieren habilidades analíticas aumentó de 22 dólares a 26 dólares, un 15% en el mismo período de tiempo. Sin embargo, en los empleos donde son importantes las capacidades físicas el aumento fue sólo del 7%.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que luego del exhorto de El Vaticano y del retiro de la oposición de la mesa de diálogo, el Gobierno venezolano cumplirá con los acuerdos?

Las Más Leídas