El popular Mazda CX-5 ha sido completamente renovado. Se trata del vehículo que salió al mercado americano como modelo 2013 y que en apenas unos cuantos años se ha convertido en el producto de mejor posicionamiento de la marca japonesa, respondiendo por el 25 por ciento de las ventas anuales. Las cifras son impresionantes: hasta la fecha se han vendido 1.4 millones de unidades del Mazda CX-5 en cerca de 120 países

Para el modelo 2017, el CX-5 está llegando cargado de refinamiento y es uno de los mejor equipados en este segmento. Es más silencioso, más lujoso y más agradable de manejar que el anterior CX-5 que ya era líder en su categoría. El Mazda CX-5 del 2017 es el primer vehículo de la marca japonesa que adopta el lenguaje de diseño KODO 2.0, o el alma del movimiento, un lenguaje de formas y figuras, que enfatiza la belleza por encima de las líneas y los ángulos.

El Mazda CX-5 viene impulsado por un motor de inyección directa de gasolina, de 2.5 litros, con 187 caballos de potencia. La transmisión es automática de 6 velocidades y el rendimiento es de millas por galón en la ciudad y en la autopista. En el segundo semestre del 2017, el CX-5 estará disponible el motor diésel Skyactiv-D de 2.2 litros. El CX-5 también es el primer vehículo con tracción en las cuatro ruedas de Mazda que recibe la tecnología de Control G-Vectoring, que utiliza el motor para poner más carga en las ruedas delanteras, dándole así una dirección más segura y precisa y una experiencia de manejo más grata.

El CX-5 cuenta con el sistema de tracción integral en las cuatro ruedas i-ACTIV de Mazda, que emplea 27 sensores para medir las condiciones de la carretera doscientas veces por segundo, con el fin de detectar dónde y cuándo aplicar la potencia. Hace uso de todo, desde termómetros en el interior del vehículo hasta sensores para establecer el ángulo de la dirección, pasando por los limpiaparabrisas y el sistema de control de tracción, con el objetivo de determinar las condiciones exactas de la carretera, aún antes de que el conductor llegue a sentirlas.

El nuevo CX-5 cuenta con Mazda Connect, el sistema de conectividad para vehículos avanzados que se integra con teléfonos inteligentes y otros dispositivos móviles para conectarse a Internet y acceder a servicios de redes sociales y permitir el uso de otras funciones de comunicaciones. Mazda Connect ofrece funciones de audio, operación de teléfono con las manos libres, Aha™ de HARMAN para funciones de comunicaciones, así como navegación, que usa datos contenidos en tarjetas SD.

El Mazda CX-5 refleja la filosofía de la marca japonesa que cataloga sus productos como Mazda Premium, en otras palabras, se trata básicamente un vehículo de lujo que llega al mercado con un precio muy competitivo, que comienza en los $24,045 dólares.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario