Por Nayeska Cruz

Los americanos tienen la manía de comprar la mayoría de las cosas en cuotas, hasta con el artículo más barato o más sencillos. Hoy en día cuando nos referimos a las hipotecas sabemos que tienen tasas letalmente bajas y existen impulsores impositivos para comprar casas, sin embargo, los bancos no dan créditos como antes. Según www.negociaenmiami.com se dice que las entidades gubernamentales tienen carteras hipotecarias morosas enormes que tomaron para salvar a los bancos, y la posibilidad que salgan a liquidar esos activos es otra amenaza más a la reactivación del sector. De hecho, es imposible decir cuándo vendrá la recuperación.

No obstante, Miami sigue siendo un gran impulsor de Estados Unidos, es la ciudad que da la cara y se reconoce como la gran puerta de Latinoamérica a Estados Unidos y es muy pasable tener la idea de que hay una demanda de viviendas subyacente y sustentable que algún día terminará de absorber lo que se edificó de más, lo que puede cambiar, sin duda alguna, la ecuación hacia una status de demanda insatisfecha.

Actualmente el mundo carece de buenas opciones de inversión, lo que ha sido posible las tasas de interés tan bajas que se están teniendo actualmente, lo que hace posible el tomar en cuenta las opciones de inversión “razonablemente” seguras y que tengan frutos interesantes. Esa es la clave del inversor argentino; además de comprar propiedades, escogen activos reales en vez del dólar.

Deja tu comentario: