Embed

Aida Levitan, una de las cubanoamericanas más influyentes del pais, asume la presidencia de la junta directiva del U.S. Century Bank, tras el nombramiento de Alex Acosta como Secretario del Trabajo de la actual administración.

En entrevista exclusiva con DIARIO LAS AMERICAS, Aida Levitan devela sus primeras impresiones en el cargo.

¿Qué significa para usted como mujer y latina ocupar un cargo de tanta envergadura?

Para mí es un gran honor porque U.S. Century Bank es uno de los primeros 20 bancos hispanos de la nación. Atiende principalmente a clientes que prefieren ser tratados en su idioma, en su cultura y recibiendo el calor humano que nosotros brindamos. El estar asociada con el U.S. Century Bank para mí es un gran orgullo.

Teniendo en cuenta que hoy día desgraciadamente hay muy pocas mujeres en juntas directivas, es un gran reto, un privilegio y un gran honor, no sólo ser miembro de la junta de una institución de tanto prestigio, sino me honra ser su presidenta. De esta manera pretendo dar un aliciente al presidente Luis de la Aguilera, que es un magnífico banquero, y los empleados que todos los días entregan su energía y su corazón para atender de forma excelente a los clientes.

¿Sabemos que usted tiene un doctorado en filosofía, es creadora de una de las principales agencias publicitarias de los EEUU y que ha desempeñado un relevante papel promoviendo la cultura hispana, este nuevo reto no le saca de su zona de confort?

Desde luego, es un gran reto para una persona como yo. Aunque, a lo largo de mi carrera he administrado a cien empleados en 4 oficinas distribuidas en diferentes partes del país, y para ello he tenido que leer y entender los estado financieros, he lidiado con recursos humanos, he tenido funciones administrativas, he trabajado con juntas directivas. Y tuve una la fantástica experiencia al trabajar con uno de los hombres más poderosos del mundo, el director de Publics, Maurice Lévy.

También puedo agregar que he disfrutado muchísimo desde el año 2013 estar en el consejo, junto a Alex Acosta que era el director y ahora es secretario de trabajo de los Estados Unidos, una persona brillante y un gran amigo.

No hay dudas de que ellos cuentan conmigo por mi conocimiento de esta comunidad, mi red de conexiones con el mundo empresarial, con los líderes de opinión de la comunidad y toda esta experiencia es muy importante para el banco.

¿Usted mencionó a Alex Acosta, no le da miedo sustituir a alguien como él?

Alex Acosta es una de las personas más brillantes que he conocido, muy orgulloso de sus raíces. Sus padres son cubanos, gente muy humilde y él ha llegado a graduarse en Harvard, es fiscal de Estados Unidos, ha sido decano de la facultad de leyes de la FIU y, desde luego, director de U.S.Century. Alex Acosta es el único latino en la administración del presidente Donald Trump.

Yo sé que él hizo un trabajo formidable, aportaba cosas diferentes a las que yo aporto. Y, por otro lado, nos parecemos mucho en cuanto a integridad y el respeto que sentimos por una institución tan seria como la nuestra.

¿Cuál es su visión para el banco?

Nosotros hemos tenido el beneficio de tener un gran equipo de trabajo dirigido por el señor Luis de la Aguilera. Ellos han llevado al banco a producir ganancias. El día 22 de mayo se anunciamos a los accionistas las ganancias del primer trimestre del 2017. Este es el resultado del trabajo de Aguilera que nos ha devuelto al carril de los beneficios. Este nuevo impulso es muy importante para los accionistas y para los clientes. Hemos incrementado el número de préstamos sólidos a empresas y personas. Hemos aumentado la cantidad de depósitos. Contamos con un personal directivo excelente, tenemos mujeres y hombres extraordinarios al frente de nuestras 13 sucursales. La situación del banco está mejorando todos los días.

Mi visión es muy ambiciosa y no es otra que convertir al U.S.Century Bank en el banco hispano número uno de los Estados Unidos.

¿Qué transmite Aida Levitan con el ejemplo de su vida a la comunidad?

Mi familia vino a Miami sin un centavo y tuvimos que trabajar muy duro, mi hermano repartía periódicos a las 4 de la mañana, yo servía té en el high school para poder tomar el almuerzo. Mi madre trabajaba en un hotel y llegó a ser gerente. Mi tía, que era profesora en Cuba, tuvo que limpiar mucho piso aquí. Todos nosotros tuvimos que trabajar durísimo porque en este país hay que trabajar.

Pero mi madre le dio mucha importancia a la educación y con becas logré ir a la universidad y con becas logré estudiar mi doctorado. Después siempre tuve una visión clara de lo que deseaba lograr en mi vida. Y con esa visión, con trabajo, y mucha perseverancia se pueden lograr algunos sueños.

Aquí en el banco quiero hacer un trabajo útil y digno. También deseo seguir atendiendo a mis clientes de Levitan Group, a personas como Jorge Plasencia y Luis Casamayor de República que me siento muy orgullosa de ser su consejera. Y continuar representando organizaciones como el puerto de Bilbao con quienes trabajo desde hace más de 10 años. Seguir a cargo de Art Miami, una labor filantrópica para ayudar a desarrollar a Miami como un centro internacional de cultura. Allí seguiremos apoyando a artistas, escritores, pintores, expositores, grupos de teatro. Ese es el ejemplo que le doy a mi comunidad, simplemente ser parte de ella y luchar porque se fortalezcan todos valores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario