Por Nayeska Cruz

Muchas veces el proceso empieza por elegir la propiedad y ver las distintas formas de compra que te ofrecen, pues los extranjeros buscan muchas alternativas distintas en tipos de propiedades o inmuebles en Estados Unidos, con pocas restricciones a la hora de comprar en comparación a otros países que es más complicado, por estos lados es más sencillo debido a que los apartamentos son propiedades populares más fáciles de mantener.

Luego de conocer las distintas opciones de compras que te ofrecen, es importante analizar la disponibilidad de fondos u obtención de una hipoteca, los inversionistas que les interesa convertir al Sur de la Florida tienen la opción de pedir financiamiento mientras esté aportando cierto porcentaje de la compra, lo que puede variar desde el 30% o el 40% aproximadamente. Por supuesto, tomando en cuenta el costo del inmueble y si la propiedad forma parte de una torre de apartamentos o es estilo hotel.

Lo primordial, puede considerarse como lo más importante, es la asesoría. Es un paso muy avanzado contratar a un agente de bienes raíces, el mismo que te representará debe ser licenciado en Florida, tener suficiente experiencia y conocimientos para asesorarte en cuál es la opción que mejor se adapte a ti ya tus necesidades. Además, deberá tener la disposición de tiempo para acompañarlo en cada reunión con los vendedores del inmueble y por supuesto hacer una lista de distintas alternativas de compra; zona, tipo de propiedad (residencial o comercial), guiándose de las necesidades que posee.

Una vez que se elija la propiedad, el mismo agente tiene como tarea ayudar a la preparación de la oferta y esta es elaborada mediante un contrato de compra y venta. Posteriormente, viene el proceso de transferencia de la propiedad, es el proceso que lleva al día de cierre o traspaso definitivo de la propiedad; se debería citar el vendedor, el comprador y los implicados en el proceso (asesores, agentes, abogados, entre otros). El comprador debe haber realizado una trasferencia de los fondos restantes a la cuenta de la compañía al menos un día antes de la fecha de cierre o presentarse con un cheque de gerencia de un banco local de Miami; los cheques personales, cheques de viajero, efectivo, no son aceptados.

Para saber más visita Negocia en Miami.

Deja tu comentario: