Subaru WRX STI 2018: Una bala de cuatro ruedas
El fabricante japonés pone sobre las carreteras del mundo un potente y veloz sedán con 305 caballos de potencia totalmente rediseñado para acentuar sus rasgos felinos

Es el héroe de varias películas de acción, el que acelera como si fuera una bala, el vehículo estrella de docenas de juegos de video y el auto de los sueños de centenares de miles de jóvenes por todo el mundo. En resumidas cuentas no es otra cosa que una variante de un sedán compacto, como otros de su categoría, el más recordado tal vez, el inolvidable Mitsubishi Lancer Evolution, lamentablemente ya descontinuado. Nissan tuvo también un modelo de Sentra más picante, pero hoy por hoy el único que queda, defendiendo el estandarte de los sedanes compactos japoneses de alto desempeño es este Subaru WRX STI.

Lo que sus fanáticos encuentran en autos como este Subaru WRX STI es la posibilidad de disfrutar de emociones similares a las que producen autos deportivos como Porsches, Jaguars y demás, por un precio mucho más bajo. Y, además, la conveniencia de las cuatro puertas y el tamaño reducido. El alma del Subaru WRX STI es su motor del tipo Boxer, con 4 cilindros opuestos horizontalmente, turbocargado, con 2.5 litros de desplazamiento, doble árbol de levas en la culata, capaz de producir 305 caballos de potencia y 290 libras pie de torsión. Imponentes cifras, sin duda, cuando estamos hablando de un sedán compacto.

La transmisión del auto que manejamos es manual, de seis velocidades, totalmente sincronizada, muy precisa, de curso corto entre un cambio y otro. Como todos los modelos de la marca japonesa, el Subaru WRX STI cuenta con tracción integral simétrica en sus cuatro ruedas, con diferencial controlado electrónicamente por el conductor, suspensión STI afinada para alto desempeño y unos espectaculares frenos Brembo, con mordazas de seis pistones adelante y de dos atrás, muy atractivamente pintadas de color amarillo y con el logo negro de STI.

El Subaru WRX STI del 2018 trae un diseño nuevo, que lo hace lucir más agresivo, particularmente en la parte delantera, gracias entre otras cosas a su nueva parrilla frontal, a sus nuevas ruedas de 19 pulgadas y a su alerón trasero, que identifica inocultablemente la personalidad del STI. La cabina interior es significativamente más silenciosa que la del modelo anterior. Es cierto que en un auto de alto desempeño como este, el ruido del motor más que un problema es una ventaja, pero no está nada mal que se controle un poco, para que pueda disfrutarse también el sistema de audio, que en este caso es un harman/kardon de 440 vatios y nueve bocinas.

El espíritu deportivo del Subaru WRX STI queda evidenciado también en los muy cómodos asientos Recaro, para conductor y pasajero, con sistema de ajuste de 8 maneras y cinturones de seguridad de color rojo. El acceso al vehículo no requiere del uso de la llave, como tampoco el arranque, que ahora se hace mediante un botón. En cuanto a seguridad, el Subaru WRX STI cuenta con sistemas de detección de puntos ciegos, asistencia para el cambio de carriles y alerta de trafico cruzando en la parte posterior.

Otro destaque importante del nuevo WRX STI lo constituye su sistema Subaru Starlink multimedios de infoentretenimiento, con pantalla de siete pulgadas y dispositivo de integración de aplicaciones a través de teléfonos inteligentes. Trae controles activados por la voz, para los sistemas de navegación, telefonía y audio, asistente Siri, radio HD con iTunes, puertos USB, radio satelital Sirius/XM e interfaz vía Bluetooth.

El Subaru WRX STI arrojó en las pruebas un rendimiento de 17 millas por galón en la ciudad y 23 en la autopista. La versión que manejamos, WRX STI Limited, tiene un precio sugerido al consumidor de $41,755 dólares.