Para Costanza Di Landro, Especialista en Comunicaciones Corporativas y Mercadeo, el mayor beneficio que se encuentra al trabajar es conciliar éste con la relación familiar. Aprovechar al máximo la flexibilidad que brinda el trabajo desde cualquier lugar, sin necesidad de trasladarse hasta la oficina.

“Me conecto a la mañana bien temprano y corto al mediodía para almorzar en casa, buscar a mis hijas en el colegio o ir al gimnasio. Y eso lo logro ya que dispongo de herramientas de colaboración como Circuit, que me ayudan a no perder contacto con mis equipos de trabajo; mantengo la participación en cualquier reunión ya planificada, tal como si estuviese en la oficina.

Di Landro considera que es una relación donde ambos ganan; el trabajador y la empresa, ya que la empresa reduce el espacio físico y con ello los costos fijos, además, las horas de transporte las puedo aprovechar para disfrutar de la familia.

Hay un par de aspectos que la comunicadora social recomienda. El primero es que no hace falta ponerse elegante, “pero sí deja colgado el pijama o el mono de trotar para trabajar desde casa. Ponte ropa cómoda, pero sin dejar de arreglarte”.

-Lo otro es elegir un espacio tranquilo, donde te sientas a gusto para desarrollar tu actividad. Si tienes vista al exterior, mucho mejor. Conéctate con tu nuevo lugar de trabajo. Arma un kit con todos los elementos que vas necesitar, así tienes todo a mano y no te desconcentras buscando cosas por toda la casa.

Otro aspecto que destaca es la necesidad de construir una rutina con las actividades de tu familia. “Si dejas a tus hijos a las 8:00 am en el colegio y debes conectarte con tu oficina una hora después, entonces aprovecha la hora que te queda para hacer alguna actividad que necesites o te sea placentera”.

“Respeta tu hora de almuerzo y no lo hagas al lado de la computadora. Es un momento para vos, para distenderte. Por la tarde, vas a estar más a gusto trabajando”.

Por último, no extiendas el horario de trabajo a no ser que debas entregar algo con fecha límite. Ponte una alarma en la agenda para no alargar tu jornada más de lo necesario.

Deja tu comentario: