Transformación digital: 5 errores que no debe cometer
Las empresas están acogiendo de manera rápida y masiva la transformación digital para darle valor y competitividad al negocio. Es más, se estima de 9 de cada 10 compañías medianas y grandes ya está en proceso o con algún tipo de plan para la implementación de la transformación digital, aunque apenas alrededor de 20% ha sido capaz de implementarla con éxito y liderar este camino.

Esto porque, pese a la necesidad y oportunidad de la tendencia, todavía hay mucho desconocimiento en torno a la práctica, lo que lleva a errores comunes y críticos para las organizaciones, donde lo que es claro es que es necesario comenzar desde la información disponible, sobre todo aquella relacionada con los maestros agrupados.

“Un buen manejo de los datos maestros es el punto de partida para una mejor gestión de procesos, una mejor gestión de cara al cliente, una más eficiente y veloz toma de decisiones, entre otros. No obstante, es claro que en un proceso tan exigente hay dificultades importantes por ser salvadas”, aseguró Ernesto Serrano, presidente para América Latina de Stiibo Systems.

Para ayudarle a avanzar de manera acertada, tenga en cuenta los siguientes equivocaciones recurrentes en el camino de la transformación digital.

  • Creer que la transformación digital es genérica: No cabe duda de que es un proceso exigente, pero la única manera de sortearlo con éxito es aplicando una de sus virtudes durante el proceso: la personalización. Es según su información crítica, su uso de datos, su necesidad, la de sus clientes y el mercado que podrá ajustar su estrategia, necesidad, proceso y velocidad de transformación.
  • Avanzar sin estimar los riesgos: Siempre hay un gran plan para implementar y lograr los objetivos. Sin embargo, sobre todo en este tipo de procesos, es común que surjan dificultades serias en el camino, por lo que es importante analizar los puntos críticos de la implementación y, ojalá, tener un Plan B para los momentos desafiantes. Una sola dificultad puede retrasar su proceso semanas enteras, pero si logra preverlo obtendrá ahorros importantes y se evitará dolores de cabeza importantes.
  • No lograr una visualización completa de los datos: Es común que hoy en día las empresas tengan su data dispersa por una gran variedad de lugares, y espacios. Sin una correcta visualización de los mismos es imposible tener una clara visión de uno de sus activos corporativos esenciales, sobre todo en lo que tiene que ver con la operación. Por esto, rápidamente tendrá problemas para centralizarlos, administrarlos y potenciar todos los procesos y manejos que conllevan.
  • No subestime el proceso: Aunque esto inicie como un proceso TI, no se reduce a un tema técnico y de visualización de las capacidades y necesidades. Luego de reconocer la importancia de los datos y su integración a procesos digitales en la organización, parece necesario desarrollar estándares, políticas y procesos en la toma de decisiones para conseguir una gestión de los datos maestros que posibiliten producir beneficios de una manera sostenible. Recuerde que la buena gestión de estos es el punto de partida esencial para consolidar su crecimiento y alcanzar sus objetivos de negocio.
  • Confiar únicamente en su experto en TI: Finalmente, aunque no cabe duda de que los expertos TI son fundamentales en la Organización, siempre es importante que obtengan consultoría de soporte para procesos importantes como lo puede ser una Transformación Digital (sobre todo si no la han vivido). Así mismo, se recomienda que busque aquellos cuyo rol haya superado lo meramente técnico para comenzar a integrar una visión de negocio e impacto relevante, capaz de permear toda la Organización y generar retornos de inversión y crecimientos claramente visibles pensando en el aprovechamiento de los recursos y su aplicación soportada en la TI para el negocio.