@ruiefe

MIAMI.– El director Nacional de Inteligencia de EEUU, James Clapper, ha presentado su renuncia al cargo, efectiva a partir del término del mandato del presidente Barack Obama, como se espera que lo hagan todos los funcionarios de primera línea.

Sin embargo, al ser la primera de las renuncias presentadas, ha despertado interés porque surge días después de que el presidente electo, Donald J. Trump, confirmara que tiene intenciones de pedir que sus tres hijos mayores reciban el permiso de seguridad al más alto nivel lo cual les daría acceso a informaciones clasificadas. De momento no se sabe qué funciones tendrían en el Gobierno para merecer una clasificación de seguridad.

De hecho, el magnate inmobiliario ha manifestado su propósito de delegar en ellos la administración de sus empresas, 597 de las cuales están en el extranjero, para dedicarse por entero a las funciones presidenciales, y eso ha disparado las alarmas entre los demócratas porque si los vástagos reciben una clasificación de seguridad pudieran beneficiar a sus empresas con las informaciones que recojan.

Además, el director Nacional de Inteligencia ha tenido por estos días sus encontronazos con Michael Flynn, uno de los ayudantes de Trump, quien fue nombrado este jueves en la noche por el magnate para sustituir a Clapper. El rifirrafe se ha producido porque, al parecer, el director no ha querido que su sustituto tenga acceso a determinadas informaciones confidenciales, que Trump recibe en su totalidad en su calidad de presidente electo, mientras no sea confirmado por el Senado.

En medio de todo esto, se ha rumoreado que, por lo menos los dos hijos varones, servirían al nuevo mandatario en alguna responsabilidad relacionada con seguridad e inteligencia, pese a no tener la más mínima experiencia en el tema.

Clapper, un exteniente general de las Fuerzas Aéreas, de 75 años, firmó el miércoles su renuncia “pero terminará su mandato”, según ha confirmado a la cadena CNN un portavoz de la Oficina del Director Nacional de Inteligencia. Hasta el momento se sabía que el funcionario había manifestado en meses recientes a Obama que quería dejar el cargo, pero nunca se definió una fecha. Ahora, con el cambio de administración a partir del 20 de enero la renuncia de las funciones, que ejerce desde el 2010, es inevitable.

Este jueves, Clapper comentó en una audiencia del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes que Estados Unidos enfrenta actualmente una panoplia de amenazas, “las más diversas que he visto”, pero subrayó que se encuentra “en la duda de nombrar alguna”.

En su opinión el país debe mirar con atención a países como Rusia, China y Corea del Norte, así como el trasiego de armas de destrucción masiva y actividades terroristas, “algo que para mí es una preocupación en ascenso”.

Según el teniente general (retirado) Mark Hertlig, el también exgeneral Flynn demostró durante una comisión de servicio en Irak ser buen organizador de la información de inteligencia recogida en el terreno. Fue, además, uno de los principales oradores durante la Convención Republicana.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas