Ataques y atentados en Estados Unidos en los últimos cinco años
En Estados Unidos las fuerzas de seguridad lograron evitar en los últimos años la comisión de algunos atentados planeados por terroristas. En otras ocasiones sin embargo las autoridades no consiguieron detectarlos a tiempo

NUEVA YORK.- El ataque de Nueva York deja todavía abiertos numerosos interrogantes, entre ellos el motivo que llevó al presunto autor de la masacre a perpetrar un atropello masivo que causó la muerte de al menos ocho personas.

En Estados Unidos las fuerzas de seguridad lograron evitar en los últimos años la comisión de algunos atentados planeados por terroristas. En otras ocasiones sin embargo las autoridades no consiguieron detectarlos a tiempo, por lo que hubo que lamentar decenas de muertos y heridos.

A continuación, un repaso a los ataques y atentados sucedidos en territorio estadounidense en los últimos años:

LAS VEGAS (Nevada), octubre de 2017: Un hombre de 64 años abrió fuego desde el piso 32 de un hotel contra los más de 20.000 asistentes a un festival de música que se estaba celebrando en las inmediaciones. Mató a 58 personas y más de 500 resultaron heridas. El autor de la matanza se suicidó. Este negro episodio constituyó el mayor asesinato colectivo en la historia reciente de Estados Unidos. A estas alturas se desconoce el motivo que le llevó a actuar.

COLUMBUS (Ohio), noviembre de 2016: En el campus universitario de la capital de Ohio un joven de 18 años originario de Somalia embistió con un automóvil a la multitud y a continuación hirió a varias personas con un cuchillo. Un agente de policía lo abatió. Según datos facilitados por el FBI, el atacante, un estudiante que vivía legalmente en Estados Unidos, se inspiró en la milicia terrorista Estado Islámico (EI) y en un predicador de odio vinculado a la red de Al Qaeda para cometer el acto violento.

NUEVA YORK, septiembre de 2016: Un atentado con bomba en el barrio de Manhattan hirió a 31 personas. El presunto autor del ataque, un estadounidense de origen afgano, habría colocado otros artefactos explosivos en Manhattan y en el cercano barrio de Nueva Jersey y habría disparado contra agentes de policía. Su padre ya había informado al FBI en 2014 de que su hijo era, con gran probabilidad, terrorista.

ORLANDO (Florida), junio de 2016: Un hombre de 29 años mató a 49 personas que se encontraban en una discoteca visitada frecuentemente por público homosexual. El autor de la masacre, un ciudadano estadonidense de padres afganos, declaró ser miembro del Estado Islámico. Fuerzas especiales acabaron con su vida al tomar por asalto el club donde tuvo lugar la tragedia.

SAN BERNARDINO (California), diciembre de 2015: Un matrimonio residente en Estados Unidos, mató a tiros a 14 personas e hirió a otras 21 que se encontraban en una institución de carácter social. Según la Policía, los dos eran musulmanes radicalizados. El hombre había nacido en Estados Unidos y su esposa procedía de Pakistán. Los dos fallecieron abatidos por disparos de la Policía. Según las autoridades, el matrimonio no mantenía un contacto directo con grupos terroristas pero actuó inspirado por ellos.

GARLAND (Texas), mayo de 2015: Dos musulmanes residentes en Phoenix (Arizona) abrieron fuego contra los participantes en un concurso de caricaturas de Mahoma. Las fuerzas de seguridad acabaron con su vida. La milicia Estado Islámico reivindicó el acto violento.

BOSTON (Massachusetts), abril de 2013: Tres personas fallecieron y otras 260 resultaron heridas al explotar dos bombas durante la celebración del tradicional maratón de Boston. Los presuntos autores del atentado eran dos hermanos de origen checheno que residían en Estados Unidos. Uno de ellos fue abatido por la Policía cuando huía. El otro fue condenado a muerte en mayo de 2015. Su abogado defensor recurrió el fallo.