MIAMI.- Los estados del sureste del país continuaban buscando este lunes sobrevivientes del sistema de fuertes tormentas, acompañadas de tornados, que dejaron en las últimas horas al menos 20 víctimas mortales y numerosos daños materiales.

Chris Cohilas, presidente de la comisión del condado de Dougherty, una de las zonas más afectadas en el sureste de Georgia, clamó este lunes por más ayuda para llevar a cabo las labores de rescate.

"Tras un vuelo de reconocimiento que hice esta mañana, puedo decirles que el daño que ha sufrido esta comunidad es incalculable. Tenemos cuatro muertes confirmadas y esa cifra va a aumentar", dijo en conferencia de prensa el funcionario.

Visiblemente molesto por la ausencia de asistencia federal, el comisionado señaló que podrían pasar varios días antes de saber las cifras exactas de los afectados por el fenómeno climático que afectó la zona.

"Necesitamos ayuda. ¡FEMA, por favor envíen personas a la 'maldita' zona!", espetó Cohilas.

Funcionarios locales han descrito la zona, que incluye los vecindarios de Big Pines Estates y Paradise Village Home Mobile Park, como una "zona de guerra" donde las casas fueron totalmente arrasadas.

En el estado de Georgia, las autoridades han confirmado hasta ahora 15 muertos y más de 40 heridos entre el sábado y el domingo.

Solo el sábado, se registraron siete muertes en el condado de Cook y cuatro en los condados de Brooks, Gordon y Berrien, todos al sur del estado.

El gobernador Nathan Deal decretó este mediodía estado de emergencia en nueve condados más, lo que eleva a 16 la cifra de condados bajo esta categoría en el estado.

"Siguiendo las recomendaciones de la Agencia de Emergencia y Seguridad de Georgia (GEMHSA) y las autoridades locales de manejo de emergencias, el gobernador ha decidido expandir su declaración de emergencia a nueve condados más en el sur y centro de Georgia impactados por tornados y tormentas severas", señala un comunicado emitido por la oficina del gobernador.

Durante una conversación telefónica con el gobernador Deal, el presidente Donald Trump se comprometió en ayudar en las labores de recuperación y reconstrucción del estado de la devastación sufrida por las tormentas.

En el condado de Gordon, se decretó el cierre de escuelas para hoy debido a que aún muchas de las vías permanecían intransitables por los árboles y postes de electricidad caídos y las inundaciones que afectaron la zona.

Y hasta mediodía de hoy, casi 5.000 clientes se encontraban sin electricidad en el estado, de acuerdo con datos de Georgia Power.

Además de Georgia, se registraron cuatro muertes en Misisipi el sábado en la zona de Hattiesburg, que también dejó cerca de 50 heridos y daños materiales que superan los 200 millones de dólares.

Asimismo, las autoridades de Florida reportaron la muerte de una persona en el área de Lake City, luego de que un árbol cayera sobre la vivienda en la que se encontraba.

El estado de Luisiana, en la zona de Bossier Parish, sufrió daños materiales en al menos una veintena de viviendas, aunque no se registraron muertos o heridos.

Otros de los estados que sufrieron el impacto de la franja de tormentas severas fueron Texas, Alabama y Carolina del Sur, en donde el Servicio Nacional de Meteorología confirmó la formación de varios tornados que no obstante solo causaron daños materiales como árboles y postes eléctricos caídos.

El Servicio Nacional de Meteorología emitió durante todo el fin de semana alertas de clima extremo y posibles tornados para los estados del sureste del país debido a las inusuales altas temperaturas registradas durante enero en los estados de Texas, Misisipi, Alabama, Georgia, Carolina del Sur, Carolina del Sur y Florida.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas