LIMA.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su par ruso, Vladimir Putin, se vieron este domingo por última vez en una cumbre internacional, un encuentro saldado ya sólo con una charla fugaz sobre los temas que más los dividieron.

Se trató de un encuentro informal, no una reunión pactada, y ambos hicieron constar sus diferencias respecto a los conflictos de Siria y Ucrania. El intercambio, con seguridad, no influirá ya para nada en las posiciones enfrentadas de ambos.

La conversación tuvo lugar al margen de la cumbre del Foro de Asociación Económica Asia-Pacífico (APEC) que se celebra en Lima y duró apenas cuatro minutos, según la Casa Blanca.

Distanciados desde hace meses, Obama y Putin no tenían agendada en la capital peruana ninguna reunión formal, como en citas anteriores, para la última cumbre en la que participa el estadounidense antes de entregar la presidencia a Donald Trump el 20 de enero.

Fue también la primera vez que ambos mandatarios se cruzaron en persona después de la victoria electoral del republicano. Putin ha señalado que espera tener mejores relaciones con Washington cuando Trump sustituya al actual líder demócrata.

Durante el encuentro en el Centro de Convenciones limeño, Obama pidió a Putin que Rusia se atenga a sus compromisos para resolver el conflicto de Ucrania, ha informado la Casa Blanca.

Ambos mencionaron además la necesidad de que sus titulares de Exteriores, el estadounidense John Kerry y el ruso Serguei Lavrov, mantengan sus conversaciones para intentar encontrar una solución al conflicto sirio, señalaron luego ambas delegaciones.

"Los presidentes expresaron su pesar de que no se hayan podido alcanzar avances respecto a Ucrania", declaró el portavoz del Kremlin Dmitri Peskov a medios rusos.

El interés de la cumbre en Perú, que reunió este fin de semana a 21 países de la cuenca del Pacífico (entre ellos los latinoamericanos México, Chile y Perú), se centraba también en el último cruce cara a cara entre Obama y Putin, dada la mala relación entre ellos.

Trump elogió al líder ruso en varias ocasiones durante la reciente campaña electoral en Estados Unidos.

Los demócratas, por su parte, acusan a hackers rusos de haber intervenido en la elección revelando e-mails comprometedores de la campaña de Hillary Clinton para beneficiar al entonces candidato republicano.

Las relaciones entre la Administración Obama y la Rusia de Putin fueron deteriorándose paso a paso durante los últimos años. Washington se opuso a la ocupación de Crimea en 2014 por parte de Rusia, que apoyó en el conflicto ucraniano también a las fuerzas separatistas prorrusas del este de ese país.

La guerra de Siria, en la que el Kremlin apoya al régimen de Bashar al Assad y participó directamente con bombardeos contra las fuerzas rebeldes, terminó de dañar la relación bilateral. En enero empezará formalmente, con la era Trump en la Casa Blanca, un nuevo capítulo entre Washington y Moscú.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que luego del exhorto de El Vaticano y del retiro de la oposición de la mesa de diálogo, el Gobierno venezolano cumplirá con los acuerdos?

Las Más Leídas