WASHINGTON.- Las acusaciones dadas a conocer este lunes contra Paul Manafort, exjefe de campaña de Donald Trump, y su antiguo socio Rick Gates, no tienen nada que ver con el Presidente ni con su campaña electoral de 2016, aclaró la portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders.

Sanders también le restó importancia al caso del exasesor de política exterior George Papadopoulos, después de que se difundieran públicamente este lunes unos documentos legales en los que se revela que este reconoció haberle mentido al FBI en relación a unos contactos que tuvo con Rusia.

En cuanto a Manafort y Gates, ambos se declararon no culpables de los delitos financieros por los que se los acusa, en una primera audiencia este lunes ante la Justicia.

Ambos se enfrentan en total a 12 cargos que incluyen conspiración contra Estados Unidos en relación con delitos como fraude fiscal, falso testimonio y lavado de dinero, y que se refieren a actividades que datan de 2006, aunque incluyen lavado de dinero durante el año pasado y acusaciones por mentir a los investigadores después de su participación en la campaña de Trump.

Las acusaciones contra Manafort son las primeras que se han presentado en el marco de las investigaciones del fiscal especial Robert Mueller sobre la presunta interferencia de Rusia en la campaña electoral estadounidense del año pasado.

Aunque no parecen estar relacionados directamente con las investigaciones sobre la "trama rusa", los cargos presentados este lunes suponen un importante hito en las investigaciones que dirige Mueller, exdirector del Buró Federal de Investigaciones, FBI.

Un abogado de Manafort, Kevin Downing, dijo este lunes afuera del tribunal que los cargos contra su cliente eran "ridículos" y destacó la falta de evidencia de que haya conspirado con Rusia.

Tanto Manafort como Gates fueron puestos bajo arresto domiciliario y debieron entregar sus pasaportes, informó mientras tanto la prensa estadounidense. La fianza fue fijada en 10 millones de dólares para el primero y en 5 millones de dólares para el segundo.

Paralelamente, este lunes también hubo novedades sobre el caso de Papadopoulos, acusado de haber intentado usar sus contactos con un profesor ruso y una mujer rusa para intentar organizar reuniones entre la campaña de Trump y funcionarios del Gobierno en Moscú.

Tras haberle mentido al FBI respecto al momento de sus reuniones y del alcance de sus comunicaciones, Papadopoulos desactivó su cuenta de Facebook y cambió su número de celular. En julio fue arrestado. A principios de este mes, el exasesor de Trump reconoció que les había mentido a los investigadores, algo que se dio a conocer hoy públicamente.

Sin embargo, Sanders aclaró este lunes que Papadopoulos era un "voluntario" y no un miembro estable de la campaña del entonces candidato republicano.

FUENTE: dpa
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas