Condenan a 21 meses de cárcel a excongresista Weiner por "sexting" con una menor
El excongresista federal Anthony Weiner, que buscó la nominación demócrata a la alcaldía de Nueva York en 2013, se declaró culpable el pasado mayo de un cargo criminal de enviar material obsceno a una menor

NUEVA YORK.- El excongresista federal de Nueva York Anthony Weiner fue condenado este lunes a cumplir 21 meses de cárcel por haber enviado material de contenido sexual a una menor de 15 años, informó la fiscalía para el distrito sur, en Manhattan.

"Es un delito serio que merece un castigo serio", dijo la jueza Denise Cote al imponer su sentencia al expolítico en la ciudad de Nueva York, indicó además la Fiscalía en un comunicado.

La Fiscalía había pedido entre 21 y 27 meses de prisión para el demócrata, de 53 años, quien comenzó a llorar al escuchar la sentencia ya que buscaba una probatoria.

Weiner, que buscó la nominación demócrata a la alcaldía de Nueva York en 2013, se declaró culpable el pasado mayo de un cargo criminal de enviar material obsceno a una menor, horas después de entregarse en las oficinas en Nueva York del Buró Federal de Investigaciones (FBI).

Al ser llevado ante un juez en aquel momento, Weiner, que sirvió en el Congreso entre 1999 y 2011 cuando se vio obligado a renunciar, admitió que había sufrido "impulsos destructivos".

"Tengo una enfermedad, pero no tengo ninguna excusa", reconoció.

El excongresista, que estaba libre bajo fianza, y en medio de un divorcio de Huma Abedin con la que tienen un hijo, y que fue la ayudante más cercana de Hillary Clinton, fue sentenciado además a cumplir tres años en libertad supervisada una vez salga de prisión, de acuerdo con la fiscalía.

En una carta enviada a la jueza, Abedin pidió indulgencia para Weiner a nombre de su hijo. Weiner deberá entregarse el próximo 6 de noviembre para comenzar a cumplir su sentencia.

La investigación salió a la luz después de que en septiembre de 2016 el diario británico The Daily Mail informara que el hombre intercambió durante meses mensajes, algunos explícitos, con una menor.

Antes, en 2011, había dejado su asiento en el Congreso cuando se supo que había estado enviando mensajes de contenido sexual y fotografías a distintas mujeres a través de internet.

Ese comportamiento puso fin a sus aspiraciones de ser alcalde de Nueva York.