WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sostuvo que la crisis humanitaria que vive Venezuela es algo no visto y añadió que a todo el continente le conviene que el país alcance la paz y la estabilidad, algo por lo que trabajará con sus contrapartes en la región.

"La situación en Venezuela está muy mal", dijo Trump, y puntualizó que “una Venezuela estable y pacífica es del interés de todo el hemisferio. Estados Unidos está del lado de todos aquellos que deseen ser libres".

Trump ofreció estos comentarios desde la Casa Blanca, durante una rueda de prensa conjunta con su homólogo colombiano Juan Manuel Santos, quien se encuentra de visita oficial en Washington para promover las inversiones comerciales y la cooperación bilateral en el marco de los acuerdos de paz entre Colombia y las FARC.

Trump recordó cómo Venezuela era considerado un país rico hasta hace poco y ahora están enfrentando una crisis humanitaria increible.

“Cuando uno constata el potencial económico de Venezuela”, señaló Trump, espera “que esa situación cambie pronto y utilicen sus recursos para el bien de su gente”.

Más temprano, en otro momento de la visita del presidente Santos al Capitolio estadounidense, senadores bipartidistas confirmaron que apoyarán un financiamiento de Colombia, a fin de mejorar aún más sus capacidades militares en caso de presentarse un conflicto con Venezuela.

presidente-colombia-juan-manuel-santos-presidente-eeuu-donald-trump-mayo-2017-efe.jpg
"Cuando uno constata el potencial económico de Venezuela", señaló Trump en conferencia de prensa junto al presidente Santos, espera "que esa situación cambie pronto y utilicen sus recursos para el bien de su gente".
"Cuando uno constata el potencial económico de Venezuela", señaló Trump en conferencia de prensa junto al presidente Santos, espera "que esa situación cambie pronto y utilicen sus recursos para el bien de su gente".

“Aunque el presidente de Colombia no lo pidió, varios miembros del legislativo creen que Colombia debe tener una habilidad superior a Venezuela, en caso de que lo necesite”, algo que precisó el senador demócrata Robert Menéndez.

Por su parte el republicano Lindsey Graham manifestó estar muy preocupado por el estado de la democracia en Venezuela y consideró que la única manera de disuadir cualquier provocación que provenga del régimen de Nicolás Maduro es fortaleciendo las fuerzas y capacidades de defensa de Colombia.

“Hemos hablado sobre lo qué podemos hacer para ayudar a las Fuerzas Armadas colombianas para que puedan disuadir una provocación de Venezuela, porque no creo que [los lazos] con Rusia y China solo quieran promover la democracia en ese país”, dijo Graham.

El también republicano John McCain comentó a DIARIO LAS AMÉRICAS que ha estado preocupado por Venezuela desde hace mucho tiempo porque es un país que está colapsado por culpa de un Gobierno terrible que ha provocado una crisis que está afectando la economía y con una repercusión negativa en la vida de los venezolanos.

“Es realmente serio lo que está pasando allá”, sostuvo Mccain.

Dentro de la misma línea se pronunció también el senador por la Florida Marco Rubio quien anteriormente ha liderado proyectos legislativos que buscan sancionar a individuos responsables de menoscabar los procesos democráticos y las instituciones, envueltos en actos de corrupción pública.

“Parte de la ayuda de Estados Unidos a Colombia debe ser para prepararla para que pueda enfrentar una provocación por parte del régimen de Maduro, y aunque esperamos que no ocurra algo así, es una eventualidad para la que hay que estar preparados y de igual manera, en el caso de una inmigración masiva a raíz de que se produzca algún desastre mayor del que ya vive Venezuela”, apuntó Rubio a DLA.

El otro tema en importancia destacado por Estados Unidos en su agenda bilateral con Colombia fue la preocupación por lo que se considera un aumento importante en la producción de coca desde que comenzó el Plan Paz Colombia, que con una ayuda norteamericana de 391 millones de dólares, aprobados recientemente, espera apoyar el posconflicto, poniendo énfasis en contribuir a la reintegración social de los alzados en armas, erradicar cultivos de coca y eliminar minas antipersonales.

El mandatario colombiano estuvo acompañado en esta visita a la capital norteamericana por la canciller, María Ángela Holguín, y el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, entre otros miembros de su equipo.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que las sanciones de EEUU a funcionarios venezolanos ayudan a solucionar la crisis en Venezuela?

Las Más Leídas