WASHINGTON.- El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, dijo hoy que su país busca un "diálogo" con Corea del Norte pero siempre bajo la condición de que renuncie a las armas nucleares.

"Esperamos que, en algún momento, empiecen a entender eso y que nos gustaría sentarnos y tener un diálogo con ellos sobre el futuro que les dé la seguridad que buscan y la prosperidad económica futura para Corea del Norte", afirmó hoy Tillerson en una comparecencia de prensa en el Departamento de Estado.

Por eso EEUU sigue pidiendo a China que use su influencia sobre Corea del Norte para "crear las condiciones" para un "diálogo productivo", agregó.

"No pensamos que tener un diálogo en el que los norcoreanos lleguen a la mesa asumiendo que van a mantener sus armas nucleares sea productivo", señaló el secretario de Estado.

Tillerson, que hizo hoy balance de sus primeros seis meses como jefe de la diplomacia estadounidense, comenzó su repaso de los principales retos exteriores del país por la amenaza norcoreana.

La estrategia estadounidense desde que asumió el cargo ha sido la "presión pacífica" sobre el régimen de Corea del Norte para lograr que "desarrollen la voluntad de sentarse a hablar" con EEUU y otros países.

"Hemos reafirmado nuestra posición hacia Corea del Norte, que lo que estamos haciendo no es buscar un cambio de régimen, ni el colapso del régimen. Que no buscamos una reunificación acelerada de la península", indicó Tillerson.

"No buscamos una excusa para enviar a nuestros militares al norte del paralelo 38. Estamos tratando de transmitir a los norcoreanos: No somos su enemigo. No somos su amenaza, pero están representando una amenaza inaceptable para nosotros y tenemos que responder", agregó.

Tillerson aseguró que EEUU continuará en ese esfuerzo con una "presión aún mayor" sobre el régimen norcoreano porque las opciones que tiene en esta situación "son limitadas" y "no particularmente atractivas".

Para ello EEUU pide ayuda de China, el país que, por su significativa relación económica con Corea del Norte, tiene una capacidad de "presionar a influir" al régimen comunista de Pyongyang "que nadie más tiene".

"Hemos sido muy claros con los chinos, y ciertamente no culpamos a los chinos por la situación en Corea del Norte. Solo los norcoreanos son culpables de esta situación", afirmó Tillerson, en un mensaje muy diferente al del presidente Donald Trump.

Trump afirmó el sábado que no permitirá que China siga sin hacer nada para solucionar la situación con Corea del Norte.

"Estoy muy decepcionado con China. Nuestros ingenuos líderes anteriores les han permitido hacer centenares de miles de millones de dólares al año en comercio y sin embargo no hacen nada por nosotros con Corea del Norte", escribió en la red social Twitter.

"No permitiremos más que esto continúe. ¡China podría fácilmente resolver este problema!", agregó.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario