WASHINGTON.- La tasa de desempleo entre los hispanos se redujo en junio cuatro décimas hasta el 4,8 %, acercándose al mínimo histórico del 4,6 % de octubre de 2006 y normalizando su diferencia con la media nacional.

En los últimos doce meses la tasa de desempleo ha bajado entre los hispanos un punto porcentual, mientras que el dato de junio es menor que el 5,2 % de abril y mayo y en línea con los mínimos históricos previos a la crisis económica de 2008 y 2009.

La tasa general de desempleo en Estados Unidos aumentó una décima en junio hasta el 4,4 %, tras tocar el mes anterior el mínimo de los últimos 16 años, pero con una sólida creación de puestos de trabajo.

La economía generó 222.000 nuevos empleos, por encima de lo esperado por la mayoría de analistas, un indicador positivo que se nutrió con 187.000 empleos en el sector privado y 35.000 en el público.

Esta creación de empleo fue la más fuerte en cuatro meses y el segundo dato más alto en lo que va de año.

Sectores en los que los hispanos tienen fuerte presencia como el de sanidad, asistencia social, construcción o manufactura y venta minorista crearon empleos de manera especialmente fuerte.

En otros grupos raciales, los blancos siguen manteniendo una tasa de desempleo por debajo de la media nacional (3,8 %), mientras que la falta de empleo entre los afroamericanos afectó al 7,1 por ciento, muy por encima de la media.

La subida de la tasa de desempleo desde el 4,3 % al 4,4 % en junio se debe a que más personas se integraron en el mercado laboral con la búsqueda activa de empleo, otro indicador que demuestra solidez, pese al aumento del indicador.

Además, el gobierno actualizó al alza los datos de creación de empleo en mayo, que pasó de 138.000 a 152.000, y en abril, cuando se crearon 207.000 nuevos empleos, en lugar de los 174.000 que se habían calculado previamente.

La sanidad creó 37.000 nuevas contrataciones, mientras que en restaurantes y servicio de comida aumentaron en 29.000.

En la construcción se crearon 16.000 empleos y en la venta minorista 8.000.

Los salarios por hora aumentaron solo un 0,2 % en junio, mientras que en los últimos doce meses el incremento acumulado fue del 2,5 %, algo que puede elevar las dudas sobre si la inflación tiene visos de recuperarse tras datos por debajo del 2 % en los últimos meses, algo que la Reserva Federal cree temporal.

Los datos oficiales revelados hoy indican que con los moderados salarios, los empleadores siguen encontrando trabajadores en el mercado laboral, lo que permite mantener el optimismo sobre la tendencia a la baja del desempleo.

La Reserva Federal vigila de cerca el indicador de desempleo, que con este nuevo dato podría llevarle a mantener su plan de realizar nuevas subidas de tipos de interés con la inflación alrededor del objetivo del 2 % y una esperada mejora del crecimiento económico en la segunda mitad del año.

No obstante, el banco central, que acumula pruebas de que la economía estadounidense se ha recuperado de la recesión de 2009, mantiene la cautela ante el pleno empleo, algo que podría dar oxígeno al aumento de la inflación y acelerar aún más el incremento de los tipos de interés, que actualmente están entre el 1 y 1,25 %.

En el último año, la tasa de desempleo ha mantenido una tendencia a la baja tras abandonar la cota del 5 % y consolidar un mercado laboral, que no obstante sigue sufriendo de trabajos mal pagados y de baja calidad.

La participación laboral en junio aumentó una décima hasta el 62,8 %, aunque aún existen 5,3 millones de estadounidenses que tienen trabajos temporales peor pagados, pese a que buscan empleos estables y a tiempo completo.

El número de desempleados de larga duración, aquellos que llevan más de 27 semanas sin empleo, se mantuvo sin apenas cambios en 1,7 millones de personas.

Entre los jóvenes el desempleo sigue siendo abultado, de más del 13 %, mientras que entre las mujeres la tasa se situó en junio en el 4 %, al mismo nivel que entre los hombres adultos.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario