DENVER.- Las autoridades de las Escuelas Públicas de Lincoln (LPS), en Nebraska, pidieron este jueves a su alumnado que no pongan banderas estadounidenses en sus vehículos para evitar que se repitan incidentes de tipo racial.

LPS reconoció en un comunicado su "preocupación por la seguridad estudiantil y por potenciales interrupciones del ambiente educativo", por lo que solicitó a los estudiantes que retiren las banderas de las ventanillas de los automóviles si esos carros están estacionados en las escuelas.

Dan Hohensee, director de la Academia de Carreras de LPS, indicó que "por abundancia de precauciones" se les pidió a los estudiantes que no flameen banderas de Estados Unidos en sus vehículos porque "la divisiva elección presidencial" podría llevar a "incidentes de enfrentamientos personales o de daños a la propiedad".

La medida se tomó luego de que el pasado viernes, Día de los Veteranos, un grupo de estudiantes colocaron banderas estadounidenses en varios vehículos, pero alguien, aún no identificado, las retiró, aunque sin dañar los autos.

Hohensee reconoció la "creciente ansiedad" generada entre los estudiantes latinos por la posibilidad de deportaciones masivas tras el triunfo de Donald Trump en las elecciones del pasado día 8, lo que podría llevar a "malos entendidos" sobre el uso de las banderas y, por consiguiente, indeseadas confrontaciones.

LPS solicitó la intervención de la Comisión Latino Americana de Nebraska para reducir las "tensiones emocionales" sobre "quién será deportado una vez que (Donald) Trump asuma la Presidencia".

El candidato republicano prometió durante la campaña electoral que deportaría a millones de indocumentados y levantaría un muro en la frontera sur para evitar la llegada de nuevos inmigrantes sin permiso de entrada al país.

A principios de esta semana, Lázaro Spindola, director ejecutivo de la Comisión Latino Americana, indicó que su organización "se mantendrá muy atenta ante la posibilidad de amenazas o de tratamiento injusto (de latinos)" y trabajarán "para calmar un poco los ánimos".

Mientras tanto, Hohensee subrayó que el incidente del viernes pasado revela que existe "el potencial de más problemas", aunque, enfatizó, hasta el momento sólo se trató de "frustraciones estudiantiles" sin que hubiese habido necesidad de intervención policial.

En el actual ciclo escolar (2016-2017), LPS cuenta con poco más de 40.000 estudiantes, de los cuales el 67.2% es blanco, el 13.3% es hispano y el 6.3% es afro-descendiente.

FUENTE: EFE

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas