Estado Islámico asume la autoría del tiroteo en un concierto en Las Vegas
En un comunicado a través de la agencia de propaganda afín al EI, Amaq, y cuya autenticidad no pudo ser verificada, la agencia aseguró que el autor del atentado es "un soldado del Estado Islámico"

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) asumió este lunes la autoría del tiroteo en un concierto en Las Vegas, EEUU, que ha dejado al menos 50 muertos y más de 400 heridos.

En un comunicado a través de la agencia de propaganda afín al EI, Amaq, y cuya autenticidad no pudo ser verificada, la agencia aseguró que el autor del atentado es "un soldado del Estado Islámico".

El ataque fue realizado, según Amaq, como respuesta a las acciones de la coalición internacional, liderada por Estados Unidos, y que combate en Siria e Irak contra los radicales.

Siempre según la agencia y en otro comunicado publicado justo después de la reivindicación, el supuesto autor del ataque, identificado como Stephen Paddock, un hombre blanco de 64 años y que se suicidó tras cometer la masacre, "se convirtió al islam hace varios meses".

ventanas-hotel-mandalay-bay-tiroteo-las-vegas-efe.jpg
Vista de las ventanas fracturadas del hotel Mandalay Bay, en Las Vegas, desde donde se presume que se produjeron los disparos contra los asistentes al festival country "Route 91 Harvest", que tenía lugar al aire libre, con saldo preliminar de 50 muertos y más de 400 heridos.

Paddock abrió fuego contra una multitud de más de 22.000 personas que asistían a un concierto desde su habitación del hotel Mandala Bay aproximadamente a las 10:08 de la noche del domingo (05:00 GMT del lunes), según la nota policial.

Era un concierto del festival de música country "Route 91 Harvest Festival", que se celebraba al aire libre.

Un portavoz de la Policía explicó en rueda de prensa que el atacante estaba en ese hotel desde el 28 de septiembre.

Aún se desconocen las causas por las que Paddock decidió disparar contra el público del concierto y segar la vida de decenas de personas antes de acabar con la suya propia, según informó la Policía local de Las Vegas.