WASHINGTON.- La cifra de víctimas civiles en ataques aéreos de la coalición anti-Estado Islámico (EI) en Siria e Irak aumentó de forma significativa desde que Donald Trump es presidente de Estados Unidos, según un informe de la iniciativa de periodistas Airwars publicado hoy en el portal "The Daily Beast".

Desde que Trump tomó posesión del cargo hace medio año, más de 2.200 civiles han muerto en bombardeos de la coalición liderada por Estados Unidos. Esto significa una media de 360 víctimas al día, indicaron.

Durante el mandato de su predecesor, Barack Obama, murieron en los dos países 2.300 civiles desde que comenzaron los ataques aéreos en agosto de 2014, lo que supone 80 víctimas al mes.

La elevada tasa de fallecidos es en parte consecuencia de la "brutal fase final de la guerra" con ataques a las pobladas ciudades de Mosul, en el norte de Irak, y Al Raqqa, en el norte de Siria, explicó Airwars.

Pero también hay indicios que apuntan que bajo el mando de Trump, la protección a los civiles en el campo de batalla disminuyó. Según la iniciativa, Trump ordenó al Departamento de Defensa estadounidense dejar de lado determinadas restricciones en la lucha contra la milicia terrorista EI.

El Ejército estadounidense aseguró en varias ocasiones que las normas de ataque no han cambiado con Trump. Los datos de Airwars son estimaciones. Para ello la iniciativa se basa en diferentes fuentes, entre ellas imágenes e informaciones difundidas por las redes sociales.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario