MIAMI.- El presidente, Barack Obama, aseguró haber pedido al presidente ruso, Vladímir Putin, que frenara los ataques cibernéticos contra Estados Unidos, y le advirtió sobre las posibles consecuencias que ello podría conllevar en caso contrario.

Durante su rueda de prensa de fin de año, Obama aseguró que pidió al mandatario ruso que "cortara" el pirateo y sus intentos de influir en las elecciones de Estados Unidos, durante el encuentro del G20 en China, el pasado mes de septiembre.

No obstante, según las agencias de inteligencia CIA y FBI, Rusia prosiguió en “su afán de influir en las elecciones presidenciales” para favorecer a Donald Trump en la elección presidencial.

Sobre el efecto que tuvieron los ataques en el resultado electoral, Obama dijo que "no hay duda que contribuyeron a una atmósfera en la que el único foco durante semanas y meses fueron los correos de Hillary (Clinton), la Fundación Clinton, rumores políticos entorno al Comité Nacional Demócrata".

Horas antes, Obama expresó a la emisora pública NPR "no hay duda de que cuando cualquier gobierno extranjero trata de impactar la integridad de nuestras elecciones nosotros tenemos que tomar medidas y lo vamos a hacer en el momento y el lugar que decidamos".

El presidente comentó además que "algunas (de esas medidas) puede que sean explícitas y públicas, mientras que otras puede que no".

Sin embargo, el presidente Obama indicó que, pese a que Rusia “se infiltró en las comunicaciones del Partido Demócrata” para afectar el resultado de las elecciones de noviembre, no manipuló las máquinas de votación y es válido el recuento final, que dio el triunfo al republicano Donald Trump.

"Puedo asegurar al pueblo estadounidense que no hubo manipulación de los sistemas de votación que temíamos. Los votos se contaron de manera apropiada y las máquinas de votación no fueron afectadas", señaló Obama en su última rueda de prensa del año.

REACCIONES

Mientras tanto, la excandidata demócrata Hillary Clinton acusó al presidente ruso Vladimir Putin de revancha personal por “las fuertes críticas contra su gobierno”.

Clinton recordó que recibió más de tres millones de votos más que Trump a nivel nacional, algo que no fue suficiente para inclinar la balanza a su favor con un mayor número de votos electorales en los estados indecisos.

El otro hecho que inclinó la balanza a favor del magnate, según la exsecretaria de Estado, fue el "complot sin precedentes de los rusos", algo que, opinó, "debería preocupar a todos los estadounidenses".

Y luego añadió: "No fue sólo un ataque contra mí o mi campaña. Esto va más allá de intereses políticos normales", manifestó Clinton al periódico The New York Times.

En su primera alusión pública sobre el tema, Clinton recalcó que Rusia buscaba “socavar la democracia y la seguridad de Estados Unidos”.

Por otra parte, un informe de la cadena televisiva NBC, basado en fuentes del servicio secreto estadounidense, señaló que Putin estuvo personalmente involucrado en el llamado “hackeo” cibernético, aunque El Kremlin volvió a negar las acusaciones y retar a las autoridades estadounidenses a probar las acusaciones.

La respuesta del presidente electo, Donald Trump, llegó por medio de su cuenta de Twitter: "Si Rusia, o alguna otra entidad, estaba pirateando. ¿Por qué la Casa Blanca perdió tanto tiempo para actuar? ¿Por qué solo se quejan después de que Hillary (Clinton) perdió?".

Rusia ha negado en varias ocasiones su implicación en esos ciberataques y Trump se ha mantenido del lado de Moscú, al tachar de "ridícula" la conclusión de la CIA de que el Kremlin le ayudó a ganar las elecciones con esos ciberataques.

FUENTE: AGENCIAS

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas