Jeffrey Lichtman y Eduardo Balarezo no son dos abogados más entre los miles que pueden encontrarse en las calles de Nueva York y Washington. Ambos lideran el equipo de abogados que acaba de contratar el narco mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán de cara al juicio contra él que arrancará en abril del año que viene.

Lichtman está a la cabeza de un bufete con su nombre situado en las inmediaciones de la Quinta Avenida de Manhattan.

Es conocido sobre todo por haber librado de la cárcel al mafioso John A. Gotti, hijo del famoso capo de los Gambino John Gotti, quien murió en 2002 en la cárcel a consecuencia de un cáncer.

El proceso contra John A. Gotti acabó con un juicio nulo y con las autoridades tirando la toalla a la hora de buscar uno nuevo.

La prensa estadounidense ha calificado a Lichtman como "brillante" y "genio legal", algo de lo que este abogado con cerca de tres décadas de experiencia en litigios criminales hace gala en la página web de su bufete. "Experiencia. Tenacidad. Resultados", promete desde ella.

Graduado en Derecho en 1990 en la Duke University School of Law, nueve años después abrió su firma de abogados, desde la que también ha representado a estrellas de la música, entre otros.

Desde junio, Lichtman representa al exprocurador mexicano Édgar Veytia, acusado de tráfico de drogas en el mismo distrito federal que "El Chapo".

Balarezo, por su parte, es uno de los abogados criminalistas más conocidos de Washington DC y cuenta también con oficinas en Nueva York y Baltimore.

Es famoso sobre todo por haber representado al también narcotraficante mexicano Alfredo Beltrán Leyva, condenado en abril a cadena perpetua por un tribunal de Washington DC después de que se declarara culpable por sorpresa.

Conocido como "El Mochomo", integró junto a cuatro de sus hermanos el cártel que llevaba por nombre sus apellidos, una organización que fue parte del de Sinaloa hasta la ruptura derivada de su detención. Beltrán Leyva estuvo casado con una prima de "El Chapo".

Además de en narcotráfico, Balarezo está especializado entre otras cosas en delitos contemplados bajo la ley RICO, referida al crimen organizado.

El equipo que defenderá a quien estuvo considerado como el narco más poderoso del mundo está integrado también por Marc Fernich y William Purpura. El primero de ellos, con bufete en Nueva York, formó junto a Lichtman parte del equipo de defensa de Gotti y el segundo, que tiene despacho en Baltimore, integró junto a Balarezo el de Beltrán Leyva.

FUENTE: Por Sara Barderas / dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario