PALO ALTO.- El fabricante estadounidense de autos eléctricos Tesla dio a conocer este jueves que está llamando a revisión a 11.000 SUV Model X en todo el mundo.

En algunos de estos automóviles puede existir el peligro de que los asientos en segunda fila se deslicen inesperadamente hacia adelante en caso de un accidente, advirtió hoy la compañía.

Hasta ahora no hubo incidentes de este tipo. El problema fue descubierto en pruebas internas y, como medida precautoria, Tesla resolvió hacer un llamado voluntario para la revisión de estos autos.

Los modelos afectados son los que fueron producidos entre el 28 de octubre de 2016 y el 16 de agosto de 2017.

Se trata del segundo llamado que se registra para el Model X por problemas con los asientos. En abril de 2016 fueron convocados a planta 2.700 vehículos, porque las butacas de la tercera fila podían deslizarse hacia adelante.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario