WASHINGTON.- El presidente Donald Trump aseguró que el testimonio del exdirector del FBI James Comey este jueves ante el Senado no demostró "colusión" de su campaña con Rusia, ni obstrucción" a la justicia de su parte.

Comey "confirmó mucho de lo que yo dije y algunas otras cosas no eran verdad", zanjó Trump sobre el testimonio del exjefe del FBI ante el Comité de Inteligencia del Senado en el que acusó al mandatario de "mentir" sobre las razones para despedirlo el 9 de mayo.

Pese a lo contradictorio de la afirmación de Trump, que concilia mentiras con la aceptación de que las partes de la declaración de Comey que le benefician fueron ciertas, el presidente considera que su postura ha salido reforzada tras la comparecencia de Comey.

Trump aseguró que Comey dijo cosas que "no fueron verdad" y negó, como aseguró el exdirector del FBI, que le pidiera abandonar la investigación a su exasesor nacional de inteligencia Michael Flynn ni que le pidiera "lealtad".

"Casi no conocía al hombre", aseveró Trump, que dijo que la investigación sobre la posible injerencia rusa para afectar el resultado de las elecciones de noviembre pasado en EEUU es "una excusa" de la oposición demócrata para justificar su derrota.

"Tenemos que volver a dirigir al país", zanjó Trump, que consideró que es necesario centrarse en "problemas muy grandes" en Corea del Norte, en Oriente Medio y en la economía.

Comey narró cómo, en sus conversaciones con Trump, éste le presionó para que "disipara la nube" que suponía la investigación sobre Flynn, que dimitió en febrero por sus nexos con Rusia, y acusó al presidente de decir mentiras para justificar su despido fulminante.

Asimismo, Comey se mostró a favor de que Trump revele las grabaciones con las que le amenazó poco después de despedirle.

Trump dijo hoy que "en algún momento en el futuro" el público sabrá si existen cintas de sus conversaciones que permitan corroborar qué versión de las conversaciones es la cierta.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario