WASHINGTON.- El presidente, Donald Trump, eliminó hoy dos consejos de asesoría económica de la Casa Blanca formados por líderes empresariales, tras la dimisión de varios de ellos esta semana en protesta por su tibia reacción a los incidentes racistas de Charlottesville (Virginia).

"Más que meter presión a los empresarios del Consejo de Fabricantes Estadounidenses y el Foro de Estrategia y Política, voy a acabar con ambos. ¡Gracias a todos!", anunció el presidente en un mensaje divulgado en su cuenta de la red social Twitter.

Trump tomó la decisión después de que siete líderes empresariales renunciaran esta semana por su tibia reacción a los sucesos de Charlottesville, donde un neonazi fue detenido por matar este sábado a una mujer al arrollar con su vehículo a un grupo de manifestantes antifascistas que protestaban contra la marcha de supremacistas.

Poco antes de que el mandatario anunciara la eliminación de esos dos foros, la consejera delegada de la empresa de alimentación Campbell Soup, Denise Morrison, informó de que renunciaba a su puesto en el Consejo de Fabricantes Estadounidenses.

"El racismo y el asesinato son inequívocamente reprobables y no son moralmente equivalentes a cualquier otra cosa que sucedió en Charlottsville", afirmó Morrison en un comunicado.

"Creo que el presidente debería haber sido -y aún debe serlo- inequívoco en ese punto", subrayó la consejera delegada del famoso fabricante de sopas.

Líderes empresariales de compañías tan conocidas como Intel, Merck o Under Armour siguieron los mismos pasos en los últimos días.

Este martes, Trump vinculó la salida del Consejo de estos directivos a las presiones de su Gobierno para que fabriquen sus productos en Estados Unidos y restó importancia a las dimisiones.

"Por cada director general que deja el Consejo de Fabricantes, tengo muchos para ocupar su lugar. Los fanfarrones no debían continuar. ¡Empleos!", espetó el mandatario en Twitter.

Embed

También el martes, Trump volvió a causar polémica al responsabilizar de la violencia del pasado fin de semana en Charlottesville tanto a grupos neonazis y supremacistas como a los manifestantes de izquierda que les hicieron frente.

"Hubo un grupo de un lado que fue malo y hubo un grupo del otro lado que también fue muy violento", dijo Trump durante una conferencia de prensa en Nueva York.

El presidente calificó de "horrible" lo sucedido en Charlottesville, pero insistió en que no todos los que acudieron a la protesta eran neonazis o supremacistas blancos.

El mandatario sorprendió con esas declaraciones porque justo el día anterior había condenado al Ku Klux Klan (KKK), los neonazis, los supremacistas blancos "y otros grupos de odio", 48 horas después de que un joven blanco arrollara a un grupo de manifestantes antifascistas el sábado en Charlottesville.

Trump hizo esta condena después de dos días en los que recibió múltiples críticas, incluso desde su partido, por haber condenado el sábado "el odio y el fanatismo" por "múltiples partes", sin señalar a los supremacistas que convocaron la marcha en Charlottesville.

Un neonazi fue detenido y acusado de asesinato por matar el pasado sábado a una mujer al arrollar con su vehículo a un grupo de manifestantes antifascistas que protestaban contra la marcha de supremacistas en Charlottesville.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas