WASHINGTON.- El presidente Donald Trump mantiene su posición frente a Corea del Norte, a la que amenazó esta semana con "fuego y furia", aseguró la Casa Blanca después de que el régimen norcoreano ofreciera detalles de un hipotético plan para atacar con misiles balísticos la isla de Guam.

"Ciertamente, nada ha cambiado en la forma de pensar del presidente (respecto a Corea del Norte). Ha dejado claro cómo se siente al respecto", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en declaraciones a periodistas desde Bedminster (Nueva Jersey), donde el mandatario pasa sus vacaciones.

La reacción es la primera desde Washington después de que el régimen norcoreano endureciera su amenaza contra la isla de Guam, en el Pacífico Occidental, en un comunicado firmado por el responsable operativo del programa de misiles, Kim Rak-gyom, teniente general de las Fuerzas Estratégicas del Ejército Popular de Corea.

El militar advirtió de que el plan norcoreano para ejecutar un "ataque envolvente" contra Guam se está analizando y estará terminado estos días para presentárselo al líder del país, Kim Jong-un.

El plan, agregó, pasa por lanzar cuatro misiles Hwasong-12 de rango medio-largo que sobrevolarán el occidente del archipiélago japonés y "recorrerán 3.356,7 kilómetros durante 1.065 segundos (casi 18 minutos) antes de golpear las aguas a unos 30 o 40 kilómetros de Guam".

La distancia descrita corresponde a la que media aproximadamente entre el aeropuerto de Panghyon -desde el cual Pyongyang realizó el único lanzamiento exitoso del Hwasong-12 el pasado mayo- y las aguas frente a la costa noroeste de Guam, hacia las que miran la base naval y aérea estadounidense.

Ese mensaje de Pyongyang incrementa en otro peldaño una escalada verbal con Washington que arrancó el lunes, cuando el régimen amenazó con un ataque en represalia por la campaña estadounidense para que la ONU aprobase las mencionadas sanciones, que buscan recortar en un tercio las exportaciones norcoreanas.

Trump respondió entonces que el país asiático "se encontrará con una furia y un fuego jamás vistos en el mundo" si no deja de amenazar a su país.

La amenaza de Trump llegó después de que saliera a la luz que, según una agencia de inteligencia estadounidense, el régimen comunista ha desarrollado una ojiva nuclear que se puede montar en un misil.

El mandatario se reunirá este jueves con el vicepresidente Mike Pence; el asesor de Seguridad Nacional, H.R. McMaster; y el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, para hablar sobre temas de "seguridad", según aseguró Sanders.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario