MIAMI.– En la primera rueda de prensa tras ganar las presidenciales estadounidenses, Donald Trump ha matizado su postura sobre la interferencia rusa en los comicios y dijo que ahora cree que Moscú estuvo detrás de un hackeo a las elecciones.

“En lo que concierne al hackeo, creo que fue Rusia. Pero también pienso que (lo mismo) ha pasado con otros países y otras personas. Y puedo decir que cuando perdimos 22 millones de nombres y todo lo que ha sido hackeado recientemente, nadie levantó tantas objeciones. Fue algo extraordinario y lo más probable es que haya sido China”, dijo el presidente electo, en la rueda de prensa en las instalaciones de la Trump Tower en Nueva York.

Por otro lado, en respuesta a una pregunta sobre sus simpatías hacia el mandatario ruso, Vladimir Putin, el magnate inmobiliario dejó sentado que “no debería hackear a Estados Unidos” y por ello, posiblemente ambos no tendrán buenas relaciones. “Si a Putin le gusta Donald Trump, no sé que decirles. (…) Ahora, yo no sé si voy a llevarme bien con Vladimir Putin. Espero que sí, pero hay una buena posibilidad de que no. Y si no me voy a dar bien, realmente ¿alguien honestamente cree que Hillary iba a ser más dura con Putin que yo?”, acotó.

Trump desmintió enérgicamente un presunto informe de inteligencia que fue filtrado el martes por el sitio BuzzFeed y posteriormente analizado por la cadena CNN. Según el documento, hace unos años el presidente electo habría protagonizado escenas sexuales en un hotel moscovita y estaría comprometido porque la inteligencia rusa pudiera chantajearlo de alguna forma.

“Todo eso es mentira, no sucedió nunca. Es que todos sabemos que en muchos países, y Rusia es uno de ellos, ellos graban todo, tienen cámaras en todas las habitaciones. Siempre digo a la gente que me rodea cuando salgo del país que tenga mucho cuidado en esas situaciones, porque hay cámaras en los lugares más extraños. Les digo que tengan cuidado si no quieren que los vean en los noticieros”, dijo.

El tema provocó un rifirrafe del mandatario electo con el corresponsal de CNN en la Casa Blanca, Jim Acosta, quien quiso preguntarle si podía asegurar inequívocamente de que el informe en cuestión era falso. “No, tú no, no te voy a dar la palabra, ustedes son noticias falsas”, dijo. Acosta apenas pidió el derecho de preguntar porque momentos antes el presidente había atacado la cadena de televisión, diciendo que propagaba “noticias falsas” y tenía una campaña contra él.

Posteriormente, en un comentario editorial, CNN afirmó que el martes estudió el documento en cuestión y decidió analizarlo en el aire advirtiendo a los televidentes que no había podido confirmarlo de forma independiente.

Por otro lado, Trump reveló que presentará una alternativa de salud al mismo tiempo que el Congreso derogue el ‘Obamacare’. “Será hecho lo más rápido posible, en el mismo día, en la misma hora. Una cosa sustituida por otra”, dijo el mandatario electo sin entrar en detalles de la alternativa que piensa presentar. “De hecho, al acabar con el ‘Obamacare’ estoy haciéndole un favor a los demócratas porque ha sido el peor disparate que pudieran haber hecho”, puntualizó.

Trump volvió al asunto de sus impuestos. Durante la campaña dijo que los divulgaría si salía electo. Hasta ahora no ha sucedido ni parece que vaya a suceder. “No voy a publicar mis impuestos. Como saben estoy bajo una auditoría, pero les puedo decir que mis empresas son muy saludables y tienen mucho más dinero de lo que se piensa”, afirmó. El Servicio de Rentas Internas ha dicho que está investigando los impuestos personales de Trump no los de sus empresas y que no hay nada que impida que sean publicados por él durante una auditoría.

En términos de empresas, Trump anunció que ha pasado la gestión de su imperio a sus hijos Eric y Donald Jr., sin embargo continuará siendo el propietario. “Ellos están muy capacitados para esta tarea. Tienen mi confianza. Ahora, no van a discutir comigo nada que tenga que ver con ellas”, desveló el magnate, quien precisó que abandonará las inversiones en el exterior pero mantendrá el control de sus negocios dentro de Estados Unidos. Sin embargo, nombrará un asesor en asuntos de ética que deberá dar luz verde a nuevas inversiones por escrito, según los términos de un acuerdo de ética que fue firmado momentos antes del inicio de la rueda de prensa.

Sus planes pasan por la creación de millones puestos de trabajo, “será el mayor creador de empleos que Dios ha creado”, dijo. En la rueda de prensa, Trump se regocijó con los anuncios recientes de empresas automotrices de abrir plantas en Estados Unidos y la creación de nuevos puestos de trabajo.

En relación al muro en la frontera con México, Trump insistió en que será edificado y pagado por los mexicanos, sea a través de impuestos o pagos directos. “No quiero esperar un año y medio para hacer un acuerdo con México, pero ellos pagarán por el muro. Nos devolverán el dinero de cualquier modo. Acuérdense de este día”, dijo.

Y añadió: “Tengo el máximo respecto por el pueblo de México y su Gobierno, pero las autoridades mexicanas no tienen culpa por la inmigración ilegal”. El 2015, al lanzar su campaña, el presidente electo dijo que México estaba enviando a Estados Unidos “lo peor de su gente”, violadores, ladrones y narcotraficantes.

Al inicio de la rueda de prensa, Trump anunció que ha nombrado a David Shulkin como secretario del Departamento de Asuntos de Veteranos. Shulkin es médico de profesión y se desempeña actualmente como subsecretario del mismo departamento, donde fue nombrado por el saliente presidente Barack Obama. Es también un pequeño empresario que ha fundado la empresa DoctorQuality.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo en que se elimine la política de "pies secos, pies mojados" que favorece a los cubanos?

Las Más Leídas