MIAMI.- Luego de que varios informes indicaran de que el régimen de Corea del Norte ha logrado fabricar una cabeza nuclear reducida, que puede ser colocada en sus misiles balísticos, el presidente Donald Trump advirtió al país asiático que si continuaba amenazando a los Estados Unidos contestaría con "fuego y una furia nunca vistos en el mundo".

"Más le vale a Corea del Norte que no amenace más a Estados Unidos. Se encontrarán con un fuego y una furia nunca vistos en el mundo", dijo Trump en declaraciones a los periodistas desde su casa de descanso en Bedminster, Nueva Jersey, donde está de vacaciones.

"Él ha estado haciendo muchas amenazas, más de lo normal", dijo en referencia al dictador norcoreano, Kim Jong-un, y "se encontrarán con el fuego y la furia y, francamente, un poder de una magnitud tal que nunca se ha visto antes en este mundo", agregó, según informó la agencia de noticias EFE.

Trump no habló más al respeto pero sus declaraciones llegaron poco después de que el diario The Washington Post revelara datos de un nuevo informe de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) de EEUU sobre Corea del Norte, que aparentemente fueron filtrados a la prensa.

Según ese informe de la DIA, completado el pasado mes, Corea del Norte ha logrado producir una cabeza nuclear en miniatura que puede colocarse en uno de sus misiles balísticos.

"La inteligencia estadounidense evalúa que Corea del Norte ha producido armas nucleares para envío mediante misiles balísticos, que incluyen la categoría de misiles intercontinentales", indicó el documento obtenido por el periódico capitalino.

De hecho, Pyongyang amenazó con emprender "medidas estratégicas" y "acciones físicas" luego que el Consejo de Seguridad de la ONU adoptara fuertes sanciones económicas contra el lejano país asiático.

Alianza

Rara vez el Consejo de Seguridad vota a favor de una medida presentada por los Estados Unidos y el presidente Donald Trump lo sabe. Por ello, las nuevas sanciones a Corea del Norte, las más fuertes aprobadas por Rusia y China hasta hoy, suponen un tanto para la administración estadounidense y demuestran cuán seria podría ser la situación con los norcoreanos.

De hecho, Trump llamó a ser "duros y decididos" al abordar "los peligros que presenta" Corea del Norte con su carrera armamentista nuclear, al tiempo que celebró que las grandes potencias se "estén uniendo" para hacerles frente juntos a Pyongyang, y deshacer la idea del típico enfrentamiento entre Washington y Pyongyang.

Unos minutos antes, Trump escribió en su cuenta de Twitter: "Después de muchos años de fracaso, los países se están uniendo para abordar finalmente los peligros que presenta Corea del Norte. Debemos ser duros y decididos".

Mientras tanto, el secretario de Estado, Rex Tillerson, viaja por Asia en busca de apoyo diplomático y tal vez militar, luego que sus homólogos de China, Rusia y Corea del Sur le reiteraron el apoyo a las recientes sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

No fue fácil pero al final los 15 países miembros del más alto organismo internacional adoptaron la esperada resolución que no resuelve el problema pero cierra el círculo al régimen de Kim Jong-un: el veto a las exportaciones norcoreanas de carbón, hierro, plomo y mariscos, además de otras medidas contra empresas y entidades que apoyen los programas armamentísticos del lejano país asiático.

Corea del Norte defiende que su programa nuclear y de misiles solo pretende disuadir de una eventual invasión a Estados Unidos, país con el que se mantiene técnicamente en guerra desde más de 60 años

 

Deja tu comentario