WASHINGTON.- El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, vetó a los lobistas de su futuro Gobierno, según el comunicado emitido en la madrugada del jueves.

Todo aquel que integre su gabinete se comprometerá por escrito a no estar registrado como lobista ni a nivel estatal ni a nivel federal. Además no podrá trabajar para un grupo de presión en un plazo de cinco años después de dejar el cargo.

Durante la campaña Trump condenó a los lobistas y dijo que se opondría al poder de los grupos de presión en Washington, lo que contó con gran apoyo entre sus seguidores.

Con esta decisión Trump quiere poner freno a la creciente influencia de lobistas en su equipo, según señalan medios estadounidenses. No obstante, el madatario multimillonario y su familia se ven expuestos a una delicada situación por conflicto de intereses.

El lobby se refiere a los grupos de cabildeo o grupo de presión; es un colectivo con intereses comunes que realiza acciones dirigidas a influir ante la Administración Pública para promover decisiones favorables a los intereses de ese sector concreto de la sociedad.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas