Wall Street no consiguió hoy calmar los nervios que despertaron ayer las contundentes amenazas del presidente de EEUU Donald Trump a Corea del Norte, y cerró por segundo día consecutivo con sus tres principales indicadores en rojo.

El Dow Jones de Industriales, su índice de referencia, abrió en terreno negativo, donde permaneció todo el día hasta el cierre, momento en el que registró una bajada de 0,17% al perder 36,64 enteros.

El S&P 500 y el Nasdaq también se vieron afectados por la volatilidad creada por el empeoramiento de las relaciones entre Washington y Pyongyang, con el primero retrocediendo al final de la sesión del parqué neoyorquino 0,04% y el segundo 0,28%.

Después de más de una semana de buenos resultados y con el Dow Jones registrando 9 días consecutivos de récords, Wall Street pegó ayer un bajón importante por la incertidumbre creada por Trump, que amenazó a Corea del Norte con "fuego y furia" cuando se supo de un nuevo desarrollo armamentístico norcoreano.

Pyongyang no se quedó atrás y poco después dijo estar analizando seriamente un ataque sobre la isla de Guam, en el Pacífico, donde EEUU tiene importantes bases militares.

Washington continuó hoy con el enfrentamiento dialéctico al afirmar que EEUU es militarmente superior a Corea del Norte y al exigirle un cese de "acciones que le lleven a su final, al de su régimen y a la destrucción de su pueblo".

Aunque Wall Street ha estado últimamente esquivando las constantes polémicas de Trump, gracias en buena parte a los buenos resultados empresariales del segundo trimestre del año presentados en las últimas semanas, las tensiones con Pyongyang han impactado de manera importante en la bolsa.

Sin embargo, algunos analistas auguran que el cruce de amenazas no tendrá ninguna consecuencia seria, ya que Corea del Norte no se atreverá a atacar a la que está considerada como la primera potencia mundial.

"Un ataque militar de Corea del Norte constituiría inequívocamente un acto de guerra contra EEUU. Por lo tanto tengo plena confianza en que Kin Jong Un (líder norcoreano) no tomará una decisión tan drástica", afirmó el jefe de estrategia de inversiones de FBN Securities, Jeremy Klein.

"Por lo tanto, la volatilidad que ha surgido desde ayer debería apagarse pronto", vaticinó el experto pese a los malos resultados de los últimos dos días.

No ayudó hoy tampoco los malos resultados presentados ayer por Disney, cuyos beneficios de sus primeros nueve meses del año fiscal descendieron 5% con respecto a la misma temporada del año anterior, que llevó al gigante del entretenimiento a depreciarse 3,88% y arrastrar con ella al Dow Jones.

FUENTE: Helen Cook / EFE
 

Deja tu comentario