MIAMI.- Residentes impulsan el uso de la energía renovable (ALVARO MATA)

SERGIO OTÁLORA/ DLA

sotalora@diariolasamericas.com
@sergiootalora
El sur de la Florida es el centro del cambio climático en Estados Unidos, y uno de sus efectos más claros es el incremento en los niveles del mar, afirmaron este martes académicos y líderes políticos, convocados por la organización Climate Parents (Padres por el Clima) en conferencia de prensa celebrada en un embarcadero de Coconut Grove.
“Si ponemos las cosas con una perspectiva de 80 años, toda esta área donde estamos reunidos estará bajo el agua. Además de eso, tenemos nuestros fuentes de agua comprometidas, porque el manto acuífero estará con agua salada”, afirmó Henry Briceño, investigador de temas relaciones con el clima de la Universidad Interncional de la Florida (FIU).
“Pero esto no es algo que pasará en el futuro, de hecho ya está sucediendo”, advirtió y puso como ejemplo que en Dania Beach, a 22 millas de distancia de Miami, no hay fuentes de agua dulce y ese municipio tiene que comprar aguas de otras ciudades.
Energías eficientes
Por su parte, el congresistas demócrata Joe García indicó que “ya estamos viendo el creciente costo de la destrucción de nuestras costas”. Y como el resto de quienes intervinieron, expresó su preocupación, como padre de una niña, sobre el futuro de las nuevas generaciones y el problema del cambio climático: “Quiero dejarle a ella todas las oportunidades de vida en el sur de la Florida”, dijo.
Briceño se refirió a la necesidad de impulsar leyes que limiten el consumo de combustibles no renovables porque la especie humana no puede seguir enviando más carbono a la atmósfera. “Incluso si ahora detuviéramos por completo las emisiones de carbono, no podríamos detener el incremento en el nivel del mar”,  pronosticó.
Por su parte, Jonathan Ullman, miembro del grupo ecológico National Sierra Club, y estudioso del cambio climático, enfatizó en que los planes de la Florida necesitan enfocarse en energías renovables y eficientes. Al respecto, indicó que “Florida ocupa un tercer lugar en Estados Unidos en potencial solar, pero sólo una décima parte de dicho potencial es usada y eso es una vergüenza para el llamado Estado del Sol”.
Ullman le pidió a la Comisión de Servicios Públicos de Florida que le de ya, sin demoras,  “un impulso al uso de energías renovables con el fin de reducir el cambio climático”.
Nicole Hammer Hernández, científica del clima, asevero que “entre más nos demoremos en hacer algo , será más duro el impacto. Se está cerrando nuestra ventana de oportunidad para preservar nuestra forma de vida aquí y en el mundo”.

 

Deja tu comentario