Alfonso "Alfie" León quiere representar el distrito 3 de la Ciudad de Miami
El candidato por el Distrito 3 de Miami Alfonso "Alfie" León apuesta por promover la vivienda asequible,prevenir la delincuencia y estimular el comercio

jhernandez@diariolasamericas.com
@hesushdez

Con muchos deseos de hacer más por la ciudad que lo vio nacer y crecer, Alfonso "Alfie" León apuesta por representar al Distrito 3 de Miami, tras las elecciones municipales del 7 de noviembre, para “combatir el alza del costo de la vida en los vecindarios”.

Parte de la primera generación de cubanos nacidos en Miami, León se siente seguro cuando menciona los problemas que afectan a la extensa zona que espera representar en la Comisión municipal, tras la salida del actual representante, Frank Carollo, para la cual aspiran nueve activistas comunitarios.

“Mi prioridad es mejorar la calidad de vida”, afirmó.

Distrito

La circunscripción que aspira a representar se extiende principalmente entre el río de Miami y la US1. De ella destaca La Pequeña Habana y Riverside que no logran vencer los problemas de desempleo y criminalidad, mientras The Roads continúa denotando su usual prosperidad socioeconómica, junto al extremo este de Shenandoah y Silver Bluff.

“Aumentar la presencia policial para prevenir los actos delictivos en La Pequeña Habana y Riverside es imprescindible”, señaló el candidato a la Comisión de Miami.

“Los vecinos de esas zonas me dicen que ven los policías andar por la Calle 8, Flagler Street y algunas avenidas pero nunca pasan por sus vecindarios. Además, necesitamos crear más programas deportivos y culturales en los parques para atraer la atención de los jóvenes y llevarlos por buen camino”, señaló.

León opina que las autoridades, específicamente los actuales comisionados que representan la extensa zona, “el condal y el municipal (Bruno Barreiro y Frank Carollo) se han enfocado más en atender otras áreas, como la Calle 8, el barrio del estadio de los Marlins y Brickell Avenue” y es hora de “trabajar en conjunto con instituciones educacionales”, como el Distrito Escolar, Miami Dade College y Florida International University, “y otras organizaciones para ampliar los proyectos socioculturales”.

Sobre la demora de las obras en Flagler Street, que prácticamente suma dos años de espera, replicó que no puede volver a suceder.

Embed

“Hay que ser proactivo”, dictaminó. “Hablar con el Estado y los vecinos antes de comenzar la obra. El Estado decidió reemplazar las tuberías de desagüe, que ya eran muy viejas, y no optó por hacerlo por fases, sino que rompió la calle, por más de 20 cuadras, y crearon una difícil situación para todos los comerciantes. Hay grandes pérdidas de clientes, las personas apenas pueden andar por las aceras. Dos años esperando y aún no sabemos cuándo terminará”, enfatizó.

Calle 8

Destaca la Calle 8 por su valor histórico y turístico. Hay avances, más atracciones, restaurantes y bares que atraen la atención de nuevos clientes, pero falta un plan de incentivos y otro de unificación del aspecto urbanístico. La céntrica arteria miamense está aún muy lejos de lo que muchos quisieran ver o imaginan antes de visitarla.

“Tenemos que crear más incentivos para estimular el comercio en la zona. Podría ser una disminución de impuestos o asistencia para solicitar ayuda a entidades gubernativas. Esto, a su vez, ayudaría a crear más empleos en el área y permitiría a los vecinos tener un trabajo cerca de su casa”, razonó.

A León también le preocupa el incremento del costo de la vida y el aumento de los alquileres, ante la presencia cercana de los altos edificios de Brickell.

Mencionó a quienes viven de un pequeño sueldo o un retiro, no pueden afrontar un aumento de alquiler todos los años.

“Tenemos que buscar la forma de ayudar a las personas a contrarrestar esos problemas. Por ejemplo, encontrar la manera de construir más edificios que designen un número de s apartamentos a personas de bajos ingresos. O sea, más viviendas asequibles. Hay maneras de hacerlo. Sea a través de convenios o incentivos que estimulen a crear este tipo de asociación”, argumentó.

Coral Way

En el distrito 3 figura un buen tramo de la calzada Coral Way, entre las avenidas 17 y la zona de Brickell, donde encontramos la muy reposada barriada de The Roads, así como Shenandoah y Silver Bluff, donde hay espacio para crear más edificaciones y comercios, que a su vez podría representar un importante ingreso para las arcas de Miami.

“Hay que encontrar la forma de atraer la atención de inversionistas que quieran hacer cosas de acuerdo a las reglas de la zona. O sea, negocios pequeños, restaurantes y otros tipos de comercios”, opinó.

León reconoce que Coral Way es una de las calles más importantes de Miami y merece algo más. Por ejemplo, “una feria anual que serviría para convertir la calle en una zona peatonal por unas horas y aproximar a los vecinos”.

Además, el candidato a la Comisión de Miami propone acercar la Calle 8 y Coral Way a través de la Avenida 13, donde existe un agradable paseo cubierto de árboles por donde se puede caminar.

“Quizás podamos establecer un trolley por la Avenida 13, como ya existe en otras calles, para ahorrar tiempo y llevar los turistas de La Pequeña Habana a Coral Way”, estimó.

“Hay mucho por hacer”, sentenció.