MIAMI.- El condado de Miami-Dade se ha abocado a la limpieza y remoción de escombros, generados por los fuertes vientos y las inundaciones durante el paso del huracán Irma por el sur de Florida.

El alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, indicó que desde el lunes fueron desplegadas las cuadrillas de limpiezas y que el 75% de las calles del condado están limpias y transitables.

Asimismo, explicó que 60%de los semáforos que resultaron dañados durante el fin de semana ya se encuentran operativos, mientras que 5% de ellos registra daños estructurales severos en los que están trabajando para recuperarlos.

Giménez se mostró complacido por las labores de la Florida Power & Light (FPL) para restablecer el servicio eléctrico en el condado, donde este miércoles persisten 444 mil clientes sin servicio, 200 mil menos que los registrados este martes.

El alcalde señaló que los servicios se han ido restableciendo poco a poco y que estiman que para la próxima semana todo haya vuelto a la normalidad.

En ese sentido, reportó que el Aeropuerto Internacional de Miami (IAM) se encuentra al 50% de su capacidad operativa y estiman que para el próximo viernes ya esté al 100%, pues las aerolíneas ya están retomando su rutina. El Puerto de Miami inició operaciones desde este miércoles.

Asimismo, el servicio de trenes y autobuses retomó su horario regula desde este miércoles, con algunas limitaciones por las labores de recuperación de electricidad y vialidad que se están realizando.

Los parque públicos y las bibliotecas abrieron paulatinamente, mientras que las oficinas públicas retomaran sus operación el próximo lunes 18 de septiembre.

El servicio de recolección de basura se ha restablecido en 80%, según indicó el alcalde.

Ayuda para los afectados

El alcalde Giménez indicó que brindarán apoyo a las personas mayores que están sin electricidad, por lo que habilitarán viviendas públicas para albergarlos mientras se restituye el servicio. Para estas personas habrá distribución de hielo y porciones de comida durante tres días.

Asimismo, informó que instalarán puntos de distribución gratuita de hielo en el condado de Miami-Dade "para las personas que realmente lo necesitan".

En ese sentido, señaló que pedirán a los supermercados que limiten la venta de hielo a una bolsa de familia mientras pasa la crisis, para que el producto pueda llegar a más personas.

Gimñenez aseguró que este miércoles en el condado Miami-Dade abrieron sus puertas casi todas las sucursales de las principales cadenas de supermercados.

En este enlace se pueden consultar los establecimientos de comida que están oprativos.

Giménez informó que recorrió los Cayos para verificar de qué manera podían colaborar, y afirmó que enviarán mano de obra e insumos para ayudar a los más afectado.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario