MIAMI.- La administración del Condado Miami-Dade dijo, con bombos y platillos, que era la única comunidad en el mundo, que había logrado derrotar al mosquito transmisor del zika. Sin embargo, esa lucha se renueva cada año, con la llegada del verano.

Y lo concreto es que acabar con el brote de ese virus, que puede producir malformaciones en los bebés durante el proceso de gestación de mujeres embarazadas, le costó al Condado 10 millones de dólares. Parte de ese dinero fue reembolsado por el estado de Florida.

¿De dónde podrían venir los fondos para este año? Esa es la pregunta que busca responder una resolución presentada por la comisionada del distrito 8, Daniela Levine-Cava.

Dicha resolución está a la espera de una reunión plenaria de la Comisión.

Uno de los considerando de la resolución es que si el Condado falla en dar un tratamiento adecuado al control del mosquito transmisor del zika, eso puede tener un “[…]efecto perjudicial en la salud pública al crear un gran riesgo de transmisión de la enfermedad, […] una incapacidad de aliviar la molestia, para residentes y turistas, de tener lugares infestados del mosquito, […] y un impacto negativo en el crecimiento económico al alterar la cotidianidad de los residentes y visitantes[…]".

Por ley las autoridades locales pueden crear distritos de control del mosquito, también pueden crear un sistema permanente de recursos financieros como, por ejemplo, crear un cobro por el control de mosquito, es decir, un impuesto.

Al tener fuentes permanentes y seguras de recursos, se podrían implementar programas científicos de prevención, vigilancia y control del mosquito, que incluirían materiales de educación y estrategias para controlar ese peligro.

De aprobarse esta resolución, el alcalde o su delegado tendrían 180 días para presentar un reporte con recomendaciones sobre opciones de financiación permanente de la lucha contra el zika, la posible creación de un distrito especial para lucha contra el virus y una revisión de lo que han hecho al respecto otros municipios en el país.

El Gobierno federal aprobó el otoño de 2016, más de 1.000 millones de dólares para, entre otras cosas, encontrar una vacuna contra el zika.

A pesar de que la industria turística no se vio afectada a fondo por el brote de zika en Wynwood y Miami Beach, el Condado Miami-Dade debe tener una forma confiable y sólida de responder ante un virus que puede convertirse en epidemia y lastimar seriamente las economías de varios municipios.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas