MIAMI.- La Comisión del Condado Miami-Dade aprobó este lunes, de manera unánime, una resolución en la que pide al Departamento del Tesoro que imponga más sanciones comerciales contra el Gobierno de Nicolás Maduro y, al Departamento de Seguridad Interior, que conceda un estatus de protección temporal (TPS) a los venezolanos.

Venezuela vive hoy “la peor crisis institucional de su historia”, dijo en la sesión especial de la Comisión Alejandro Rebolledo, uno de los 33 magistrados juramentados por el Parlamento (de mayoría opositora) para conformar el Tribunal Supremo de Justicia, luego de declarar ilegítimos a los magistrados actuales.

Rebolledo, que se inscribió para hacer uso de la palabra antes de la votación de los comisionados, calificó de “indefensión” el estado actual de los venezolanos. “No saben a dónde acudir para defender sus derechos, muchos han salido del país buscando seguridad y estabilidad económica para sus familias”, indicó.

El magistrado enfatizó que en su país no existe el debido proceso ni un ordenamiento jurídico para procesar civiles. Denunció que se han establecido tribunales militares y que hay cerca de 500 personas detenidas durante los cuatro meses de protestas callejeras.

Informó que en este momento hay uno de los magistrados nombrados por la Asamblea Nacional en huelga de hambre. Se trata de Angel Serpa, quien se encuentra detenido. “En Venezuela se viola la ley a los más altos niveles”, aseveró Rebolledo.

La resolución

La resolución aprobada por la Comisión fue presentada por el comisionado José "Pepe" Díaz, del distrito 12, dentro del cual está la ciudad de Doral, uno de los enclaves de la comunidad venezolana en el sur de la Florida.

El alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, confirmó que hay unos 70.000 ciudadanos de ese país viviendo en el Estado del Sol y aplaudió que el Departamento de Estado haya llamado a Maduro dictador y caracterizado al actual régimen como una dictadura. Mencionó que ese gobernante entró al “exclusivo club” en el que están los sátrapas de Zimbawe, Corea del Norte y Siria.

Recalcó que es de interés nacional para Estados Unidos un país como Venezuela que exporta a la potencia del norte cerca de 25.000 barriles de petróleo al día. “Espero que la pesadilla de los venezolanos termine más rápido que la nuestra [la de los cubanos]”, subrayó Giménez.

La Comisión, en su conjunto, consideró ilegítima la Asamblea Constituyente que sesiona en la actualidad, elegida en votaciones que han sido consideradas como fraudulentas por la oposición.

El presidente de la Comisión del Condado Miami-Dade, Esteban Bovo, dijo que “la mano de Cuba en Venezuela desafortunadamente hace muy difícil que ese elemento [Maduro] deje el poder de manera pacífica. No hay ningún ejemplo de dictadores comunistas que se aferran al poder que lo dejen sin problemas. Rezo para que no veamos más derramamiento de sangre en Venezuela y para que los venezolanos se puedan liberar de esa enfermedad que es el comunismo y el socialismo. Debemos ser realistas: la batalla apenas está empezando”.

No hay salida política

Daniela Capriles, hija del alcalde de Caracas Antonio Ledezma, quien en la actualidad está en arresto domiciliario y lleva ya dos años y medio de cárcel, también habló enfrente de la Comisión.

Dijo que su padre “es uno de los 620 presos políticos que hay en mi país”, y advirtió que la situación de Venezuela se está pareciendo a la de Siria. “Caracas no está muy lejos de ser otra Alepo”.

Después de la sesión especial, los comisionados Bovo y Díaz, en compañía de Capriles, ofrecieron una rueda de prensa.

A la pregunta de DIARIO LAS AMÉRICAS de qué tan optimistas eran los comisionados sobre la posibilidad de un TPS para los venezolanos en un ambiente en el que el presidente de EEUU, Donald Trump, apoya un proyecto de reducir al 50% la inmigración legal, Díaz dijo que “eran muy optimistas y que era una propuesta que podía salir adelante”.

“Venezuela no tiene una historia de inmigración masiva”, explicó Bovo. “La Casa Blanca y el Gobierno federal deben entender que esta no es una situación normal. En estos momentos las estadísticas muestran que hay un importante número de venezolanos que están cruzando la frontera con Colombia en busca de refugio”. Esto haría posible, según Bovo, que la administración mirara de manera favorable el TPS.

En conversación con DIARIO LAS AMÉRICAS, Daniela Capriles dijo que “veía con esperanza” la promulgación de un TPS para Venezuela.

Ante el peligro de una guerra civil en su país, la hija de Ledezma dijo que si la población se arma “ya entraríamos en otra fase del conflicto. Ahora no hay guerra civil sino un genocidio. Los militares matando a los civiles, en una guerra completamente asimétrica”, aseveró.

“No existe una solución interna pacífica en Venezuela. No la veo de ninguna manera”, precisó. “No creo que la diplomacia sea el camino porque va lenta, va a paso de tortuga y las muertes a paso de caballo desbocado”.

“A los dictadores no se les saca con banderitas, sino de una manera violenta, a la fuerza”, enfatizó Daniela Capriles y apuntó: “No veo posibilidades de negociación con un dictador”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario