Un adolescente de 16 años no llegó a imaginarse el horrible desenlace que tendría viajar en Lyft como pasajero menor no acompañado.

El pasado 17 de octubre, Julio C. Pérez, de 43 años y residente en Hialeah, recogió a un menor en el instituto de secundaria donde estudia, al responder a una reserva hecha desde la aplicación Lyft. Después de dejar al adolescente en su casa, el conductor aparentemente se marchó en un Nissan Sentra rojo. Sin embargo, Pérez regresó unos 10 minutos después. Llamó a la puerta del adolescente, habló con él en la entrada, y le hizo varios comentarios respecto a su apariencia. El niño, temiendo que el conductor intentara forzar la entrada a la casa, le abrió la puerta. Entonces Julio C. entró, según explican los reportes de la policía recogidos por el canal de noticia 10 de Miami.

El el Capitán Dale Engle explicó que el conductor de Lift y el adolescente "entablaron una conversación en la entrada. El conductor pudo forzar su camino para entrar en la residencia. Una vez dentro de la residencia, obligó al chico a practicar sexo oral con él".

Cuando la madre del adolescente llegó a la casa, éste le contó todo lo que había pasado y llamaron a la policía de Davie. El niño recordó el primer nombre de Pérez y otros detalles que se incluyeron en la aplicación Lyft. Julio Pérez fue arrestado la noche del miércoles en Hialeah, dijo la policía de Davie.

"Lyft no fue tan cooperativo como algunas de las otras aplicaciones al publicar la información sobre quién era el conductor", dijo Engle. "Aunque pudimos conseguirlo al día siguiente". La policía explicó que Pérez confesó el crimen.

"El señor Pérez dijo que creía que el niño tenía 12 años", dijo Engle.

Los conductores de Lyft no pueden recoger pasajeros solos menores de 17 años, según la política de la compañía.

"Estamos horrorizados por estas acusaciones", dijo la portavoz de Lyft, Kate Margolis, a Local 10 News en un comunicado. "Desactivamos el controlador tan pronto como se informó y estamos listos para apoyar al pasajero y su familia. Actualmente estamos en contacto con las fuerzas del orden y hemos ofrecido toda nuestra ayuda y cooperación".

Engle dijo que a la policía le preocupa que haya más víctimas. Este caso llama la atención sobre cómo viajar sin un adulto representa un riesgo potencial para los niños que utilizan servicios de transporte como Lyft y Uber. En la actualidad existe un debate sobre la necesario protección de los pasajeros menores que se dezplazan solos con conductores "desconocidos".

Dos días después, la policía reveló durante una conferencia de prensa que el chico del caso era un usuario habitual de Lyft, aunque no se sabía si conocía al conductor.

Tanto Lyft como Uber dicen que a los menores no se les permite viajar en el automóvil de sus conductores a menos que vayan acompañados por un adulto. Lyft no ha explicado cómo se supone que los conductores pueden controlar las edades de los menores.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas