MIAMI.- Una conductora de Uber asegura que recibió una multa de 250 dólares en Miami por no hablar inglés correctamente, informó el canal Telemundo, que publicó un vídeo tomado por la propia sancionada con su teléfono en el momento en el que era cuestionada por el inspector de tráfico.

Carmen Echevarría contó a Telemundo que una encargada de seguridad del Aeropuerto Internacional de Miami se dirigió a ella en inglés cuando iba a dejar a dos pasajeros.

Echeverría le dijo que no entendía lo que decía y la guardia de seguridad llamó a un inspector de tráfico, el cual alegó que una reciente ordenanza del Condado de Miami-Dade exige que las personas que se dedican a transportar personas tienen que poder comunicarse en inglés.

"Me sentí discriminada", dio Echeverría a la cadena de televisión.

Portavoces de Uber aludieron a una ordenanza condal que reclama a los conductores de la empresa de transporte compartido hablar inglés.

No obstante, el Condado Miami-Dade, a través de su director de comunicaciones, Mike Hernández, explicó a DIARIO LAS AMÉRICAS que no se trata de “discriminación” sino de la ordenanza condal que entró en vigor el pasado año que “regula los servicios de Uber y pide a sus conductores hablar inglés con fluidez para poder hablar a los clientes que sólo hablan inglés y necesitan comunicarse con el chofer”.

De cualquier manera, Hernández aseguró que la multa de 250 dólares que reclama la ordenanza y que fue aplicada a la conductora Echevarría es “condonada”.

Por otra parte, una ley estatal que regula los servicios de empresas de transporte compartido, como Uber y Lyft, entrará en vigor en la Florida el 1 de julio y anulará cualquier ordenanza condal existente, incluyendo la promulgada por Miami-Dade que pide a los conductores de Uber y Lyft hablar inglés con fluidez para poder comunicarse con los clientes.

Embed

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario