MIAMI.- La nominación del republicano Carlos Trujillo como embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA), aunque todavía falta su ratificación en el Senado federal, marca el inicio de un desafío de grandes proporciones para quienes aspiran a quedarse con la silla que dejará vacía el político de padres cubanos en el Congreso de la Florida.

Varios son los competidores, sin embargo entre la baraja de aspirantes destacan dos nombres. Uno el del excongresita federal David Rivera, a quien siguen pesándole los fantasmas de Justin Lamar Sternad y Ana Alliegro. Y segundo, el de la concejala de Doral, Ana María Rodríguez, no tan conocida como el primero en el Estado del Sol, pero con una amplia trayectoria en ese municipio floridano.

DIARIO LAS AMÉRICAS intentó hablar con los dos, en aras del equilibrio informativo, pero Rivera no responde ni llamadas ni mensajes de texto. La única forma de saber que está en campaña el catedrático de la Universidad Internacional de Florida (FIU) es por una modesta página web en la que enfoca sus esfuerzos en pedir donaciones a sus simpatizantes y copartidarios políticos.

Si Trujillo es efectivamente confirmado por el Senado federal, después de la postulación que le hiciera la semana pasada el presidente Donald Trump, tendrá que renunciar de manera oficial a su escaño en la Cámara floridana, y el gobernador de la Florida, Rick Scott, convocaría unas elecciones especiales para suplir el cargo.

Rivera y Rodríguez son republicanos y tendrían que ir a unas elecciones primarias en agosto de 2018. Más tarde, uno de los dos enfrentará a un demócrata en noviembre por el escaño que abandona Trujillo, quien durante los últimos siete años ha sido congresista estatal por el distrito 105, cuya jurisdicción involucra zonas de los condados de Miami-Dade (empezando en Doral y Sweetwater), Broward y Collier.

El excongresista Rivera viene de sufrir una derrota en 2016, a manos del demócrata Robert Ascencio en su aspiración de llegar a la Cámara estatal, en representación del distrito 118. La diferencia entre ambos fue de solo 24 votos.

Por su parte, la concejala Rodríguez se aparta de la silla 4 del órgano de gobierno municipal de Doral, que desde ya disputan –con miras a las elecciones de noviembre de 2018– la docente Belinda León, el exjefe de Despacho de la Ciudad, Rafael Pineyro, la activista comunitaria Digna Cabral y la exconcejala Sandra Ruiz, la de mayor experiencia entre los cuatro.

David Rivera

La historia política del excongresista Rivera tiene todos los elementos de una novela. Sus inicios en las lides políticas se remontan al año 2002 cuando fue elegido congresista estatal en representación del distrito 112, puesto que ostentó tres veces. En ese entonces, Rivera gozaba de un amplio prestigio y era muy cercano a los medios de comunicación.

Como miembro del Congreso de la Florida, el exrepresentante Rivera ayudó a asegurar una escuela de medicina para el alma mater en donde recibió grado en Ciencias Políticas, la FIU, a la cual sigue vinculado laboralmente. Algunos estudiantes lo consideran “un buen profesor”.

Más tarde, Rivera ocupó cargos importantes en la Legislatura estatal, y en 2010 somete su nombre a consideración del electorado para convertirse en congresista federal. Luego, en busca de la reelección, que perdió en 2012 en contra de Joe García, una “mal jugada política” hizo que el nombre de Rivera cayera en picada y desde entonces le ha sido imposible salir de los líos judiciales que lo persiguen.

David Rivera
La historia política del excongresista Rivera tiene todos los elementos de una novela.
La historia política del excongresista Rivera tiene todos los elementos de una novela.

Según las acusaciones, Rivera fue parte de un plan para canalizar contribuciones de campaña a Justin Lamar Sternad, un candidato poco convincente que enfrentaba a Joe García en las primarias demócratas del 2012 por la silla en el Congreso federal que ocupaba Rivera.

Las investigaciones indican que la “movida” fue diseñada para debilitar a García, quien a pesar de la “triquiñuela política” logró el triunfo en las urnas.

Tanto Sternad como Ana Alliegro, una agente del Partido Republicano que trabajaba con Rivera, fueron a la cárcel, mientras que Rivera no fue acusado dentro del término de cinco años que exige la ley, pero ahora está siendo demandado por la Comisión de Elecciones Federales (FEC, por sus siglas en inglés).

La acción que fue interpuesta por la FEC ante un tribunal federal en Miami pretende que Rivera reembolse 69.000 dólares que entregó a la campaña de Sternad y que, además, pague más de 400.000 dólares por concepto de penalidades.

La FEC tiene hasta el 11 de diciembre para notificar de la demanda a Rivera, pero hasta el momento no ha sido encontrado. Un abogado cercano al caso cree que el excongresista, conocedor de la ley, está intentando salir bien librado de la demanda, de nuevo, “por vencimiento de términos”.

Cabe señalar que Rivera, contrario a lo que era su patrón de comportamiento de años anteriores, se mantiene alejado de la prensa, aunque su campaña sigue con donaciones que en abril pasado ascendían a más de 110.000 dólares, según cifras oficiales.

Rivera ha utilizado un total de 300.000 dólares en fondos personales para impulsar su fallida campaña de 2016 y la actual proyectada a 2018.

Ana María Rodríguez

La concejala de Doral Ana María Rodríguez fue elegida el 2 de noviembre de 2010 por un período de cuatro años en el puesto 4, y posteriormente reelegida sin oposición por un segundo mandato de cuatro años más, en 2014.

Nacida, criada y educada en Miami, Rodríguez asistió al St. Theresa Catholic School, luego ingresó a la escuela secundaria en Our Lady of Lourdes Academy, y más tarde recibió grado de la FIU en Ciencias de la Comunicación. Después realizó una maestría en Ciencias de Liderazgo, en Nova Southeastern University, en 2009.

Para Rodríguez, sus esfuerzos si llegara a la Cámara Baja se concentrarían en los impuestos. “Es lo que siempre he procurado en Doral, y por eso somos la ciudad número dos del Condado Miami-Dade, con los impuestos más bajos”.

Ana María Rodríguez
La concejala de Doral Ana María Rodríguez es una de las dos aspirantes mas fuertes en esta contienda.
La concejala de Doral Ana María Rodríguez es una de las dos aspirantes mas fuertes en esta contienda.

De David Rivera, su eventual rival en las elecciones primarias republicanas, la legisladora doralina dijo que prefiere no ahondar en detalles y sostuvo que “los residentes del distrito 105 tienen que tomar una decisión correcta a la hora de votar”.

“Las autoridades tienen que hacer su trabajo. Yo nunca me enfoco en mi rival; siempre muestro lo que he hecho para que la comunidad sepa escoger”, enfatizó.

Rodríguez asegura que es la primera cubanoamericana elegida en un cargo público en la historia de la Ciudad de Doral, y el próximo 8 de noviembre pasará a ocupar la posición de vicealcaldesa de esa localidad floridana.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas